Unos pectorales prominentes son realmente magnéticos. Y es que… ¿Habrá algo más sexy que el pecho masculino? Resaltar el escote y los pectorales puede ayudarnos a estilizar nuestra figura y de hecho puede marcar un antes y un después en nuestra sensualidad.

Es probable que la naturaleza te haya dotado de un pecho totalmente plano o delgado, y aunque la genética tiene mucho que decir al respecto déjame decirte que no está todo perdido. ¡Genial!

Si tomas por rutina algunos ejercicios muy sencillos, podrás desarrollar el volumen de tus pectorales de una forma llamativa. Si tienes la posibilidad y el tiempo necesario de acudir al gimnasio resultara mucho más sencillo aunque estos ejercicios pueden practicarse también en casa.

A continuación repasaremos los tres ejercicios más importantes para conseguir un escote de vértigo. ¡Eso sí! Es necesario que sigas esta rutina para conseguir resultados y ganar volumen a corto-medio plazo. ¿Empezamos?

Ejercicios en press machine

El primer ejercicio a realizar será en la máquina para press. Debes sentarte en ella y ajustar la altura del asiento para que te sientas cómodo. Apoya la espalda al respaldo y coloca tus manos en los mangos dejándote llevar por el movimiento de la máquina.

Fíjate bien en la posición de tus codos, dirígelos hacia los lados y no los bajes si se trata de un movimiento lateral. De esta forma, conseguirás no cargar los tríceps de más y causarte una lesión. Asegúrate de realizar el rango completo para conseguir la total eficacia del ejercicio, haciendo cuatro series de diez repeticiones con poco peso.

Podrás verlo más gráficamente en el siguiente vídeo:

Debes tener en cuenta que las press machines cuentan con diferentes posturas por lo que la postura dependerá de la máquina y el tipo de ejercicio. Por ejemplo, en la fotografía superior se muestra una postura donde se trabajan los pectorales de forma secundaria y se da mayor protagonismo al deltoides. Deberás tener en cuenta qué zonas deseas enfatizar más antes de iniciar una rutina concreta. Si deseas centrar toda la atención en tus pectorales, lo más recomendable será que utilices una press machine con movimientos laterales.

Aperturas de mancuernas

Es un ejercicio muy útil a la hora de estimular los pectorales. Tumbado boca arriba en un banco, coges en cada mano una mancuerna, y realizas un movimiento horizontal con cada brazo, a medida que vas levantando cuando estés a la mitad, extiende totalmente el brazo y contrae sin llegar a llevar los brazos perpendicularmente hacia a ti. 

Aquí tienes un vídeo explicativo:

De esta forma evitas que los bíceps no intervengan en el ejercicio asegurándote así que trabajen únicamente los pectorales. Procura no arquear la espalda al realizarlo, te puedes hacer daño y si ves que te cuesta subir los brazos rebaja la carga de las mancuernas para que el ejercicio sea totalmente efectivo. Debes completar tres series de tres repeticiones.

Fondos en paralelas

Es el ejercicio más básico para construir unos tríceps y pectorales fuertes y el que mejor se complementa con los ejercicios anteriores para cerrar esta rutina. Se puede trabajar de forma pesada y eficiente creando un patrón seguro de empuje y una rotación externa del hombro involucrando mucha masa muscular sin ningún riesgo, ya que trabajas con tu propio peso.

Para realizar bien este ejercicio debes intentar que la muñeca siempre esté alineada con el codo buscando una posición en la que estés cómodo. Para iniciar el levantamiento ten en cuenta que, para realizar una suspensión eficaz, puedes colocar las piernas hacia delante para suspenderte o bien con los muslos hacia atrás, empezando con una completa extensión de codo y bajar como mínimo hasta que el hombro pase la paralela con el codo. Intenta realizar tres series de treinta segundos cada una en las paralelas.

A continuación podrás verlo más claramente en este vídeo:

Con estos tres ejercicios y mucha constancia conseguirás lucir unos pectorales de escándalo