Aparece en esta noticia:

Hace ya varias décadas que James Franco evolucionó en el mundo del cine y pasó de ser un galán adolescente para convertirse en el símbolo de arte y activismo de varias generaciones. Su estela dentro del mundo de Hollywood ha dejado el reflejo del arcoíris en todo el mundo. ¿Es el hetero aliado más comprometido del cine? Si no el que más, uno de los que más seguro.

Lo hemos visto interpretando magníficamente a personajes homosexuales (algunos de ellos muy relevantes dentro del mundo de la lucha por los derechos sociales) pero también hemos podido ver su tendencia a apoyar al colectivo en su faceta como director a partir de cortometrajes gays. Además, también le hemos visto llevar a cabo iniciativas para dotar de visibilidad y exigir protección para las personas gays, y transexuales.

Su implicación ha tomado tal calibre que muchos conservadores ponen en duda sistemáticamente su orientación sexual. Los rumores (incluso el acoso que ha sufrido con respecto a su supuesta homosexualidad) no han servido para arredrarle y sigue trabajando cada día para apoyar la diversidad. A continuación repasamos cinco impresionantes momentazos gays de su carrera.

La portada de la revista Candy: 

Hacia el año 2011 James protagonizó la portada de Candy, la primera enfocada al esitlo y la vida de las personas transexuales. Sin pensarlo dos veces el actor se vistió de drag queen y posó ante Terry Richardson. Las reacciones no se hicieron esperar algo que no preocupó a la estrella que orgulloso se convirtió en la primera celebrity del mundo en protagonizar la portada de esta publicación.

El mediometraje Interior. Leather Bar: 

Hace muy poco recordamos la mítica película ‘Cruising’, rodada en los años 80 y en la que Al Pacino se infiltraba en el mundo gay underground de los 70. En ella había escenas de sexo gay, los extras que aparecían no eran actores, ¡estaban practicándolo de verdad! (¿Recuerdas la escena de fist fucking?). ‘Cruising’ fue todo un escándalo y se destruyeron más de 40 minutos de la película. James Franco decidió trabajar como director en colaboración con Travis Mathews para rodar un mediometraje de precisamente 40 minutos de duración como forma para reivindicar los derechos LGBT y señalar la homofobia de entonces. El resultado fue ‘Leather Bar’, un proyecto en el que pudimos ver el interior de un local gay en el que aparecían muchas parejas manteniendo relaciones sexuales.

Milk

Harvey Milk representa todo un símbolo de lucha por los derechos LGBT. El popular político homosexual que se convirtió en el primer alcalde gay de Estados Unidos (California) y que posteriomente fue asesinado en un atroz acto homófobo. James Franco participó en el proyecto cinematográfico que contaba su historia en colaboración con el protagonista, Sean Penn. ‘Milk’ fue nominada al Oscar y nuestro actor se puso en la piel de Scott Smith, el que sería el novio de Milk a lo largo de muchos años y quien le apoyó en sus difíciles comienzos dentro del mundo de la política. James Franco aceptó el papel movido por sus ideales y se notó que lo hizo con el alma, de hecho fue nominado a los Critic’s Choice Awards.

Parodia de Bound 2

Si hay algo que caracteriza a James es su falta de miedo al ridículo. ¿Una prueba? Cualquiera de sus películas pero hacia el año 2013 se convirtió en un fenómeno viral cuando parodió el polémico vídeo de Kanye West en el que podía vérsele practicando sexo con Kim Kardashian sobre una moto (Bound 2). El actor los imitó en un sugerente vídeo con Seth Rogen y esta memorable burla se expandió como la pólvora en redes sociales.

I am Michael

¿Cómo podíamos cerrar esta recopilación sin hacer mención a su película ‘I Am Michel’? ¡Imposible! El proyecto es un biopic sobre la vida de Michael Glatze, un activista gay que fue “salvado” de la homosexualidad gracias a la religión. ¿Recuerdas sus súper candentes escenas junto a Zachary Quinto? La interpretación de Franco fue alabada y no nos extraña, ¡estuvo sublime!

Lee más sobre: