«Abrazos de madre gratis » Una asociación para apoyar a aquellos LGTB que no son aceptados por sus padres

Sara Cunningham participa de forma activa en «Abrazos de madre gratis», esta asociación sin ánimo de lucro está creada para dar amor, algo tan básico pero que desgraciadamente se convierte en algo escaso en muchas familias.

Una noche, Sara regresó a casa después de asistir a un festival organizado para apoyar a la comunidad LGTB en Oklahoma City. Se sentía radiante y repleta de amor después de haber pasado todo el día repartiendo abrazos gratis a los transeúntes. Su único fin: repartir amor.

Sin embargo, al regresar a casa una sensación de tristeza la abrumó. Se había pasado todo el día escuchando historias tristes de jóvenes que habían sido rechazados por su familia. En sus propias palabras: «Estaba muy afectada después de haber escuchado las historias de los chicos: Muchos habían estado viviendo en el coche, por haber sido expulsados de casa. También habían sido expulsados de la Iglesia sólo por haberse manifestado LGTB».

Sintió un vacío al descubrir la realidad de muchos jóvenes

Ese día una gran tristeza la inundó sobre todo porque su hijo era gay. Esto le hizo aliarse con otras madres para crear lo que ahora se conoce como Free Mom Hugs (abrazos gratis de madre)Una organización que fue expresamente creada para repartir amor y apoyo a los jóvenes del colectivo LGTB.

Sin embargo, aquella noche, ocurrió algo grande. Frustrada por haber escuchado tantas historias desgarradoras donde los padres rechazaban a sus hijos por ser homosexuales en los momentos más importantes de su vida, se decidió a escribir un publicación en Facebook.

Un gesto tan sencillo como ese se convirtió en algo viral porque precisamente enviaba un mensaje que todos necesitamos escuchar. En cuestión de días una oleada de personas comenzó a escribirle para preguntarle cómo podían unirse y hacer lo mismo.

De hecho, desde la propia publicación muchos usuarios le pidieron a Cunningham que asistiera a varias bodas LGTB para ocupar el lugar de sus propias madres.

«Todos necesitan aceptación. Y cuando nos enamoramos, vivimos un momento muy especial. Realmente sagrado y profundo. Cuando te enamoras de otra persona y recibes un rechazo por parte de tus padres, piensas que podrás arreglarlo. Sin embargo, hay un golpe final y definitivo. Ese momento es cuando tus padres dicen «No voy a ir a tu boda». Esto, es simplemente, algo devastador. Y no puedo imaginarme escuchar esas palabras en boca de una madre», declaró Cunningham.

Además, envía un mensaje a todas aquellas madres que se sientan perdidas cuando descubren que su hijo es homosexual: «Hay mucha información y formas de educarse sobre la realidad LGTB. En realidad, la única opción alternativa es permanecer en el miedo y la ignorancia. De hecho, lo digo con todo el respeto, porque yo también pasé por esa situación».

Su único objetivo, por otra parte, es acabar con la asociación. «Espero de todo corazón que algún día nuestra organización deje de existir porque eso significará que hemos cambiado la norma social».

Abrazos gays en imágenes

The Stonewall

The Stonewall. Revista de Contenidos LGBTI en España.