La curiosa historia de Fredy Alanis se propagó rápido por la red y no es extraño. Su experiencia parece formar parte más bien del guión de una película de serie b. Fredy vive en Chicago y hace poco menos de un año compartió en sus redes sociales una foto de él en el hospital donde explicaba que un pene de 25 cm le había hecho ingresar en el hospital.

Según declaró, en el mes de enero de 2018 conoció a un hombre por Grindr (el propietario de dicho miembro) y decidió quedar con él para mantener relaciones.

Él no podría imaginar que una hora más tarde se encontraría internado en urgencias con una rotura en las vías respiratorias. Justo allí decidió hacerse una fotografía y compartir con sus seguidores su curiosa historia.

En sus propias palabras: «Al día siguiente de haber tenido relaciones con el chico, me desperté con un enorme dolor en el pecho«. Después de pasar por todo tipo de exámenes médicos y no encontrar una respuesta clara decidió sincerarse con el equipo de médicos y contarles su experiencia durante el día anterior.

Los médicos le dijeron que era muy improbable que se produjese una rotura de las vías respiratorias mediante la práctica de relaciones sexuales. De hecho las probabilidades son de una entre millones, o incluso cientos de millones.

Fredy obviamente no contó este episodio de su vida íntima a sus padres. Pero claro, una vez que lo publicó en las redes y se convirtió en un tema casi de interés público sólo era cuestión de tiempo que se enterasen de todo: «He aceptado esto y voy a permitir que lo vean ellos mismos».

Aún así, el chico no intentaba que esto adquiriese semejantes dimensiones y admite que hizo la publicación a modo de broma entre sus colegas. «No creí que tantísima gente fuese a hacer retuit. Simplemente explotó. Nunca antes había vivido algo parecido a esto». Y es que sólo por esa publicación comenzó a recibir una enorme cantidad de mensajes privados de todo tipo. Desde mensajes homofóbicos hasta algunos más cómicos que de hecho incluso lo veían como un acontecimiento histórico en el mundo gay.

25 cm y una rotura de las vías respiratorias

El protagonista de esta curiosa historia ha reconocido que aún continúa viéndose con el hombre que le rompió las vías respiratorias con su pene de 25 cm: «Lo vi hace dos semanas. Le conté todo lo ocurrido y a partir de entonces fue menos brusco a la hora de practicar relaciones. Lleva más cuidado y trata de ser consciente en todo momento. ¡No me gustaría volver a entrar al hospital por esto!«