El tercer capítulo de la cuarta temporada de Élite, ‘Cuando bailan las mentiras con las tentaciones’, ha desatado polémicas. El encuentro en la ducha del triángulo amoroso más sexy de la temporada será sin duda una de las escenas más recordadas de la serie. Ander (Arón Piper), Omar (Omar Ayuso) y Patrick (Manu Ríos) nos han dejado anonadados.

“Muy chulo tu paquete”, dice uno de ellos. “Muy chulo tu culo”, responde el otro.

Ander y Patrick han definido unas curiosas normas para definir el concepto de fidelidad en su relación. “Por encima de la ropa no son cuernos”, coinciden a la vez que se devoran el uno al otro sin tocarse la piel. 

Con la aparición de Omar su relación ha adquirido un matiz de lo más interesante y nos ha demostrado que a veces las fantasías sexuales pueden convertirse en una forma de reavivar una relación. Pero por otro lado también supone el riesgo de que se hagan realidad esas fantasías, tal y como ocurrió en la escena de las toallas en casa de Samuel. Un momento en el que la escena de sexo va más allá del sexo vicario, una forma de sexo en donde la experiencia del otro se convierte en una fuente de placer.

En este capítulo Omar ha dejado entrever que deseaba repetir el trío. Con las duchas bañadas por la luz, Ander se masturba y Omar se le acerca para cogerle del cuello. En ese momento Patrick aparece de repente y los dos se arrodillan para dar placer a Ander.

Es probablemente la escena sexual más explícita que hemos podido ver hasta la fecha. Lo cierto es que tiene bastante lógica porque al final se trata de una fantasía. Y ya sabemos que las fantasías siempre van un paso más allá de la realidad. Además, esta pareja recorre los límites del deseo contrarios a las relaciones monógamas.