Este 2019 está siendo el año de Andrés Bautista, o Andy Pump, como prefiere que le llamen. Desde que este verano se convirtió en Mister Gay Pride Cádiz 2019 su ascensión está siendo imparable. Después de eso se presentó a Mister Gay Pride España 2019 y quedó primer finalista. Estibador, técnico deportivo, modelo… Y ahora también podemos ver al algecireño de moda en el primer videoclip árabe que muestra una pareja gay

Todo comenzó cuando Nicolas Chalhoub conoció a Andy gracias al Mister Gay Pride España 2019. Allí Andy declaró ante los medios que tenía muchas ganas de luchar contra los prejuicios y los estereotipos. Afirmó que en esta lucha quería dejar a un lado razas, culturas u orientaciones sexuales. Tras ver estas declaraciones Nicolas Chalhoub lo contactó a través de las redes sociales. Quería invitarlo a participar en su último proyecto.

Chalhoub es un cantante libanés, afincado desde hace años en España. Fue en nuestro país donde contrajo matrimonio con su actual marido. Desarrolla su carrera musical tanto en árabe como en español y sus temas se pueden encontrar en diversas plataformas digitales. Lleva haciendo activismo LGTB a través de sus canciones desde 2014. Y ahora ha marcado un nuevo hito para el mundo árabe con su nuevo tema Kholis El Haki. 

Como se puede ver en el videoclip la canción está estructurada alrededor de una historia de amor entre dos hombres. Esta vez Chalhoub ha escogido cantar en árabe, su lengua natal. Pretende con ella mandar un mensaje alto y claro al mundo árabe. Quiere mostrar la homosexualidad, romper tabúes y normalizarla. 

El videoclip se ha grabado este verano entre Jerez y Cádiz. Las localizaciones escogidas para el rodaje son preciosas, perfectas para enmarcar esta historia de amor. En un entorno idílico vamos viendo cómo los personajes de Andy y Nicolás se enamoran. En el vídeo podemos ver la impresionante biblioteca de Jerez, donde los protagonistas se encuentran por primera vez. Los exteriores son todos de Cádiz, así como las escenas grabadas en una vivienda. En esta última podemos ver algunos de los planos más emocionantes del videoclip, las siluetas de los dos hombres, a contraluz, frente a una ventana

Andy está encantado de haber participado en este proyecto que simboliza un paso más en su lucha contra los prejuicios. Afirma que la grabación fue una experiencia muy bonita y que se lo pasó genial durante el rodaje. Ojalá que este sea sólo el primero de muchos videoclips, y que estos sirvan para calar hondo en lugares donde el camino por recorrer es aún mucho más grande que en los países más tolerantes.