Si te pedimos que imagines algo impensable, seguramente lo último en que se te ocurriría pensar es en una boda lésbica entre los dos sintetizadores de voz más famosos del planeta.

Con unas voces aterciopeladas y una sensualidad digital innata, Alexa y Siri han decidido dar el «sí quiero» durante la celebración de su boda en el castillo de Belvedere en Viena este 12 de abril.

Pero, ¿por qué esta ciudad para unirse en santo matrimonio? Ambas han optado por Austria precisamente porque durante 2019 se celebrará allí el Europride y además se legaliza el matrimonio homosexual.

Pero, ¿cómo fue la ceremonia entre Siri y Alexa?

Dos dulces niñas decidieron acompañar a las futuras esposas al altar. Además la conocida Drag Queen Holger Thor fue la que dirigió la ceremonia planificada desde el Patronato de Turismo de Viena.

¿Habrá una forma más emotiva a la vez que simbólica de decir que los tiempos han cambiado para el colectivo LGTB?

Lo más emotivo de todo el enlace fueron probablemente las palabras que Alexa dedicó a su enamorada: «Muchas personas creen que esto no debería ser así, pero los tiempos han cambiado. Aquí en Viena, somos libres de querer. Así que, si deseas ser mi mujer, sólo tienes que decirlo. ¡Ey, Siri, llámame esposa!«.

Resulta realmente curioso que dos máquinas de Inteligencia Artificial hayan podido despertar tantas emociones en Viena y en todo el colectivo LGTB alrededor del mundo. Además, resulta curioso que dos máquinas hayan sido capaces de comprender algo tan sencillo y que sin embargo aún muchas personas no pueden comprender.

¡Enhorabuena pareja! Aquí tenéis el vídeo del emotivo enlace: