Militantes de ultraderecha… ¿Cómo podríamos hacerles entrar en razón? Quizá sólo bastaría con mostrarles el alcance real y las consecuencias de sus decisiones. Quizá, no. Resulta terrorífico pensar que personas que votan a partidos como el de Bolsonaro o Trump son conscientes de lo que suponen sus actos. Resulta muy complicado asumir que las personas más poderosas de muchos países, (aquellas de las que depende la seguridad y la salud de cientos de miles de personas) carecen de empatía.

¿Qué pasaría si los militantes ultraderechistas viesen el alcance de la homofobia con sus propios ojos? ¿qué ocurriría si pudiesen conocer en primer persona el caso de Evandro Schwirkowsky (el joven brasileño que fingió su propia muerte para no ser asesinado por su propia familia por ser gay)? ¿Qué ocurriría si pudiesen conocer a fondo la historia de Jefferson Anderson Feijo (el joven brasileño que quedó en estado vegetativo con 22 años después de sufrir una paliza homófoba)?

¿Qué pasaría si pudiesen observar con sus propios ojos cómo un padre propina una paliza brutal a su hijo y pudiesen ver los ojos de terror del aquel niño? Resulta terrorífico pensar que… no pudieran sentir nada. Resulta aún más terrorífico creer que detrás de ellos hay muchos millones de personas que les siguen y que quizá tampoco sean capaces de sentir nada ante estas imágenes.

Añadimos un suceso más a nuestra lista de noticias desagradables de leer y de escribir. Hace muy poco se ha hecho viral el vídeo de un padre brasileño propinando una paliza con un cinturón a su hijo menor de edad. El vídeo se ha expandido como la pólvora en Twitter. En él aparece el joven sin camiseta con ojos de verdadero terror llorando y gritando al tiempo que recibe golpes. A su alrededor se encuentran sus familiares que increíblemente permanecen impasibles hasta que finalmente (después de un eterno rato uno de ellos parece intervenir aunque el vídeo en ese momento se corta). ¿La razón? Su hijo había bailado en una fiesta con un gay.

Aquí tienes la publicación. AVISO: Puede herir tu sensibilidad: