Claudia López ha marcado un antes y un después dentro de la historia de Bogotá. ¿La razón? Se ha convertido en la primera mujer en llegar a la alcaldía de la mano de Alianza Verde. Claudia es politóloga, investigadora social y periodista. Además, es lesbiana abiertamente razón por la cual ha hecho historia por partida doble al ganar las elecciones de la capital.

Los ciudadanos colombianos han hecho uso del voto en unas elecciones que si se han caracterizado por algo ha sido por ser verdaderamente diversas. Este año se han presentado en total 74 candidaturas de personas pertenecientes al colectivo LGTB de las cuales seis lograron ser electas.

¿Qué significa la bandera LGTB y cuál es su origen?

Pero sin duda el resultado más llamativo y representativo ha sido la elección de Claudia López como la nueva alcaldesa de Bogotá. Algo que verdaderamente nos encanta pues ha sido capaz de ser la primera mujer política en ocupar el cargo tanto en Colombia como en una ciudad capital de toda América Latina.

La candidatura de Claudia con Alianza Verde se ha caracterizado por tender una mano a aquellos colectivos y minorías que históricamente han estado marginadas y discriminadas a nivel legal y social, como por ejemplo la comunidad LGTB.

Entre otras cosas, dentro de su programa se pueden encontrar políticas para promocionar y lograr la igualdad de género así como la erradicación de la violencia machista o la eliminación de los estigmas que arrastra la población LGTB.

Plumofobia: Cuando la homofobia cobra forma dentro del colectivo gay

Además, también rendirá especial prioridad a las campañas contra el racismo estructural y la xenofobia junto al reconocimiento de las comunidades indígenas y afroamericanas. Su partido también incluye una serie de medidas para favorecer la inserción en la sociedad total de la tercera edad y aquellos que están en condiciones de discapacidad.

«Hicimos historia», comenzó diciendo la nueva alcaldesa en su discurso de celebración: «Soy consciente de que estoy recibiendo el fruto del trabajo de muchas generaciones. Muchas mujeres y madres que no sólo han defendido a otras mujeres o a otros hijos, sino también a toda la sociedad».