El deltoides define la forma de nuestros hombros. Su ejercitación ayuda a desarrollar una estructura corporal triangular bastante atractiva. Sin embargo, trabajarlo habitualmente no sólo deriva en beneficios estéticos, sino también en mayor fortaleza y capacidad para ejecutar todo tipo de movimientos con los brazos.

El origen de su nombre va asociado a la forma que presenta la letra griega Delta. Limita con la clavícula y consta de tres partes diferenciadas:

  • Su parte anterior posibilita la elevación del hombro (es decir, su flexión horizontal o la rotación interior).
  • Su estructura media facilita los movimientos de abducción y extensión verticales.
  • Su zona posterior actúa en las extensiones horizontales, la extensión, la abducción y la rotación externa.

Los hombres con unos deltoides desarrollados también cuentan con unos brazos bastante musculosos precisamente porque su ejercitación conlleva la ejercitación de otros músculos como el bíceps o el tríceps.

Aunque en los gimnasios puedes encontrar varias máquinas y rutinas adaptadas para su desarrollo, lo cierto es que en casa también puedes aprender a trabajarlo. Existen algunos ejercicios caseros que no requieren de accesorios adicionales más allá de tu propio cuerpo (o a lo sumo un par de mancuernas). Tu peso podrá ayudarte a desarrollar tu deltoides si practicas ejercicios con unas posturas orientadas a ejercer tensión sobre la zona de los hombros.

A continuación puedes ver algunos ejemplos de cuerpos que cuentan con deltoides bastante desarrollados:

Además, en la red puedes encontrar vídeos super útiles que te pueden ser de ayuda. Nosotros te dejamos nuestros favoritos. Como podrás ver a continuación, existen varias modalidades de rutinas que pueden ayudarte a potenciar esta parte de tu cuerpo y explotar la sensualidad que se encierra en los hombros. Probablemente una de las zonas más sexys del cuerpo masculino. ¡Que los disfrutes!

Vídeos de ejercicios para desarrollar el deltoides en casa