¿Te gustaría hacer que tu novio gay se sienta especial? La navidad es una época donde el romanticismo hace acto de presencia y donde se suelen tener detalles especiales en pareja. Sin embargo, muchas veces olvidamos hacer sentir especial a nuestro chico durante el resto del año y esto nos aleja al uno del otro sin darnos cuenta. Si no tocamos algo dentro de él y tomamos por rutina al abandono emocional repleto de cosas «que se dan por hecho pero que nunca se dicen» al final estamos abocando nuestra relación al fracaso.

A continuación proponemos algunos consejos para que tu novio gay se sienta el más especial del mundo a tu lado. Obviamente, una relación es cosa de dos, por lo que debemos intentar que esto se retroalimente y se practique en doble dirección.

Haz que tu novio gay se sienta especial

Tus palabras pueden cambiarlo todo

Tu chico puede sentirse realmente especial si sabes expresar lo que significa para ti. Tener detalles en el día a día con muestras de afecto o palabras bonitas le hará sentir querido (eso sí, debes tener en cuenta que a no todo el mundo le gusta el romanticismo o no en la misma medida por lo que deberá ser algo natural y que fluya dentro de la pareja).

Además, el amor de verdad nos ayuda a crecer y a evolucionar. Por eso, dentro de una pareja saludable, es importante que se destaquen los logros, las habilidades y las cualidades tanto como sea posible. Esto ayudará a generar una mejor visión de sí mismo y por lo tanto será más feliz. Algunos ejemplos son:

  • Confío en ti.
  • Sé que puedes hacerlo.
  • Eres muy bueno practicando […].
  • Gracias por estar ahí.
  • Cuando te despiertas estás muy bello.

Respeta su espacio sagrado

A colación de lo anterior, se hace especialmente importante tener en cuenta que la virtud está en el término medio. Es por eso, que está bien que seamos detallistas o que tratemos de generar optimismo y amor en nuestra pareja… Eso sí… ¡Sin pasarnos! Aprende a adaptarte en primer lugar a tus ritmos, a tu personalidad y sobre todo haz lo que te nazca de ti mismo de forma natural.

Al margen de esto, deberás tener en cuenta que todos tenemos un espacio individual y sagrado que no puede ser violado, ni siquiera por nuestra pareja. De hacerlo la relación se acaba asfixiando y saturando hasta destruirla. Recuerda que si quieres a una persona de verdad, la quieres libre. Esto significa que necesita tener su propia autonomía, independencia y territorio.

Presta atención y se especialmente cauteloso para no invadir su terreno. Esto no sólo ayudará a que la relación se «oxigene» sino que además, dará mucho mayor dinamismo a vuestras vidas y al final se traducirá en felicidad.

Si tu chico tiene su propio espacio, se sentirá completo con su vida y con su relación de pareja.

Evita criticarle o reprocharle cosas en público

Cuando nos relacionamos con personas muy cercanas y nuestro vínculo crece hasta generar una gran confianza entre ambos… corremos el riesgo de equivocarnos. A veces cometemos el error de invadir el territorio de nuestro chico o adquirimos una actitud paternalista . Esto no es bueno.

Seguro que tu chico no es perfecto, y cometerá sus fallos como todo el mundo. Sin embargo, por muy grande que pueda ser el error que haya cometido jamás debes reprocharlo en público. Puede ser realmente incómodo recibir una crítica o un reproche delante de un grupo de amigos, familiares o compañeros de trabajo.

Sé prudente e identifica cuándo es el momento más oportuno para arreglar los problemas de pareja y hacer críticas no tan positivas a tu chico. Para que tu novio gay se sienta especial, trata de hablar de sus virtudes en público y sus defectos en privado.

Hazle sentir que te ha enamorado

A veces podemos ser más fríos de lo que creemos y esto acaba alterando la salud de nuestra relación. Cuando una pareja entra en la rutina uno de los grandes problemas es que se olvidan de decirse que se quieren. No olvides manifestarle que te atrae, coquetea con él y hazlo en público también. Le gustará especialmente mantener este tipo de juegos de enamorados en presencia de otros amigos.

Protege su reputación

¿Alguien está poniendo en duda la reputación de tu chico y tú estás presente en dicho momento? ¡No te calles! Precisamente tú eres la persona más indicada para defenderlo de determinados ataques. No es necesario que te sitúes claramente del lado de tu chico, pero sí que puedes por ejemplo ayudar a la otra persona a que se ponga en su lugar y que se lo diga a él personalmente.

¿Comparaciones? ¡Nunca!

Puede que en alguna ocasión veas a un hombre más detallista que tu novio o simplemente recuerdes alguna virtud de tu ex novio y te sientas algo melancólico… ¡No compares! Recuerda siempre que cada persona es un mundo único e irrepetible y que las comparaciones no sólo perjudicarán tu relación sino que también pueden afectar a su autoestima. Comparar es algo realmente infantil y debe estar fuera de cualquier relación madura.

Lo verdaderamente importante no son los regalos, es hacer sentir especial a tu novio gay

En épocas como San Valentín o Navidad resulta muy habitual que se hagan demostraciones de amor a través de regalos. Sin embargo, este tipo de detalles no son tan importantes. Existen detalles más importantes, bonitos y emotivos que no cuestan dinero y que fortalecerán vuestra relación más que el regalo más caro del mundo.

¿Qué tal si le das un masaje en un momento inesperado le das besos y le recuerdas lo guapo que está? ¿Qué tal si le preparas su comida favorita? ¿Y si os dais un baño caliente en la bañera con velas y mucho amor? Aunque no hace falta que sean detalles tan especiales… ¿Y si le cuentas un chiste? ¡No hay nada mejor que unas buenas carcajadas juntos!