Cuando estos actores transformaron sus cuerpos para interpretar a superhéroes nos caímos de espaldas

Próximos estrenos

Interpretar a un personaje exige una preparación previa. No sólo en términos artísticos. El aspecto físico puede ayudar a hacer una interpretación creíble o… increíble.

Estos actores que interpretaron a superhéroes nos dejaron con la boca abierta con sus cambios de imagen… ¡Ve a por una servilleta porque vas a babear!

Chris Pratt – Guardianes de la Galaxia

La primera vez que lo vimos la mayoría de nosotros fue en Parks and Recreation. En la serie daba vida a un personaje bastante simpático y que tenía un aspecto más bien regordete, algo así como un oso de peluche. Pero sonó el teléfono y con la llegada de Marvel y Guardianes de la Galaxia perdió 30 kilos y acumuló una tonelada de músculos. Para adquirir el aspecto de un superhéroe tuvo que ejercitarse cuatro horas al día y seguir una dieta estricta que incluía abstemia total al alcohol.

Chris Hemsworth – Thor

Cuando comenzó a trabajar en el papel de Thor comenzó una estricta rutina de ejercicios que se extendía seis días a la semana. En total, ganó 10 kilos de músculo.

Chris Evans – Capitán América

Es imposible olvidar la transformación que sufrió el actor cuando comenzó a interpretar a Capitán América. Para lograrlo, no sólo tuvo que seguir una exigente rutina para ejercitar sus músculos, sino que también tuvo que combinarla con sesiones de gimnasia y aerobic para ganar agilidad. El resultado fue una interpretación natural y un aspecto increíble.

Jeremy Renner – Ojo de Halcón

No ha sufrido una de las transformaciones más drásticas, pero interpretar a un arquero en Ojo de Halcón le obligó a incrementar su masa muscular y entrenar con arqueros olímpicos. Según reveló, entrenaba ocho horas diarias.

Chadwick Boseman – T’Challa

Prepararse para su papel de T’Challa exigió un gran sacrificio, a pesar de que ya se encontraba en forma. No sólo hizo ejercicio durante cuatro horas diarias para ganar músculo. También aprendió a practicar capoeira, kung-fu, jiu-jitsu y karate.

Henry Cavill – Superman

Nuestro Superman aumentó su peso en 10 kg de masa muscular siguiendo una estricta rutina olímpica que duró cinco meses antes de iniciar el rodaje y que incluía dos sesiones al día de gimnasio. Además, tuvo que dormir diez horas al día durante todo el período.

Hugh Jackman – Wolverine

¡Su rutina de ejercicios solo se extendió durante cuatro semanas! Esta planificación intensiva hizo que se convirtiese poco menos que en un mutante a sus increíbles 44 años.

Tom Holland – Spiderman

Cuando no era tan conocido, para muchos de nosotros totalmente desconocido, Tom Holland decidió apostar fuerte para hacerse con el papel de Spiderman. En el proceso preparatorio incluyó un salvaje entrenamiento.

Jason Momoa – Aquaman

Superada la barrera de los 40, el actor se levantaba a las 05:00 para entrenar: “Al tener dos hijos, tenía que levantarme temprano, pero lo disfrutaba”.

Ryan Reynolds – Deadpool

Ya pudimos ver su impresionante cuerpo en La Morada del miedo y para mantenerlo, el actor reconoce que destina gran parte de sus esfuerzos a cumplir con un exigente dieta.

Sebastian Stan – Winter Soldier

El efecto Marvel también le hizo sufrir una intensa transformación. Regresó al gimnasio, una rutina que había descuidado, y comenzó a trabajar duro para obtener unos abdominales de piedra y unos brazos indestructibles.

¿Qué transformación te ha impresionado más?

Últimos cortos gays
Lo que no sabías de...

The Stonewall

The Stonewall. Revista de Contenidos LGBTI en España.