La Policía Nacional ha procedido con la detención de un cuarto participante en el asesinato homófobo que acabó con la vida de Samuel Liz el pasado fin de semana en A Coruña. Es amigo de los tres detenidos ya anunciados (dos chicos y un chica) y comparte el mismo perfil que ellos: Nacionalidad española, residente en A Coruña y con una edad de entre 20 y 25 años. Según fuentes policiales, participó de forma activa en la paliza mortal y además fue él quien se encargó de sustraer el teléfono móvil de Samuel después del asesinato antes de que abandonasen la escena del crimen.

En su caso, se le atribuye un delito más que al resto. Todos ellos están siendo investigados, tanto por el asesinato homófobo como por apropiación indebida. Fuentes cercanas a la investigación confirman que ninguno de los detenidos hasta ahora cuenta con ningún tipo de antecedente penal, eso sí, por sus perfiles altamente violentos, no se descarta la posibilidad de que se hayan visto implicados en peleas anteriormente.

La investigación continúa y se mantiene bajo secreto de sumario. En estos momentos la Policía Nacional está llevando a cabo nuevos interrogatorios de diferentes testigos y revisando el material disponible procedente de grabaciones hechas con cámaras de seguridad, tráfico y teléfonos móviles.

Aunque parezca increíble, aún está abierta la posibilidad de que no se trate de un crimen homófobo. A pesar de que amigos, testigos y profesionales especializados en delitos de odio no cesan en repetir que sí fue un asesinato homófobo, aún se sigue dando espacio a otras posibilidades.

Se espera que se produzcan más detenciones durante las próximas horas.