Hasta ahora India seguía manteniendo vigente una ley homófoba de la era colonial. La sección 377 determinaba que la práctica de relaciones sexuales entre personas adultas del mismo sexo es “contra natura”. De hecho era ésta una de las disposiciones jurídicas más antiguas del mundo. Sin embargo, la legislación ha cambiado y por fin, esta sección ha sido eliminada.

Además, este nuevo fallo ha anulado también la sentencia de 2013 según la cual validaba dicha ley. Esto se ha traducido en un veredicto histórico que ha cambiado el rumbo de sus ciudadanos diciendo adiós a la criminalización de la homosexualidad. Según el Tribunal Supremo de India, las relaciones homosexuales consentidas entre personas adultas ya no serán consideradas un crimen.

Sin embargo, esto no es la primera vez que ocurre. La disposición 377 ya fue revocada por vez primera hacia el año 2009 por el Tribunal Superior de Delhi. Desgraciadamente ésta volvió a recuperarse por el Tribunal Supremo hacia 2013 después de que diferentes partidos políticos y organizaciones religiosas exigiesen su restauración.

Es por esto por lo que los diferentes activistas LGTB del país se han visto envueltos en una ardua y continua lucha pues tenían una legislación que atentaba contra sus derechos humanos fundamentales. Por fin, se han reunido para celebrar el nuevo fallo histórico pues sin duda supone un paso más en su intensa lucha social.

Y es que, esta disposición contaba con una antigüedad de nada más y nada menos que 157 años y además establecía penas de prisión de hasta una década. ¡Increíble!

Según su redacción, “cualquier relación carnal contra el orden de la naturaleza” estaba penada por lo que no sólo afectaba a la comunidad LGTB. Incluso estaban criminalizados el sexo anal y oral entre parejas heterosexuales.

Sin embargo, por fin han logrado suprimir semejante disposición, lo cual supone sin duda una mejora impagable en materia de derechos y calidad de vida. ¡Enhorabuena India!