El fundador de uno de los centros de terapia de conversión sexual más grande de los Estados Unidos ha decidido publicar su homosexualidad a través de un discurso de arrepentimiento. Este hombre, creó y dirigió un importante centro de conversión que se dedicaba principalmente a convencer y culpar a los pacientes por ser homosexuales.

Su nombre es McKrae Game y su nombre siempre acompañó a Hope for Wholeness, una agrupación situada en Carolina del Sur que ofrecía recursos de todo tipo para poder «abandonar la homosexualidad» y adquirir el «diseño de Dios».

Afortunadamente, este tipo de terapias están prohibidas cada vez en más estados (en la actualidad en 18 de los 50). Este hombre dedicó su vida a luchar contra las identidades LGTB a través de su fanatismo religioso. Hoy declara que es gay en un discurso realmente sorprendente:

«Era un fanático religioso que hería a la gente. Hay algunos que intentaron suicidarse por mí y por las cosas que dije. Gente que conozco está en terapia ahora por mí», declaró recientemente ante el medio Post and Courier.

Este hombre de 51 años ha decidido confesar su secreto (en realidad es homosexual). Sin embargo no lo ha hecho por remordimientos, sino para evitar que alguno de sus amantes se adelantase a él y difundiese su secreto. McKrae está casado y tiene dos hijos. A pesar de que declara que su mujer ha sido comprensiva con él, tanto los activista LGTB como la comunidad cristiana lo repudian hoy.

Plumofobia: Cuando la homofobia cobra forma dentro del colectivo gay

«Puedo ver cómo he manipulado y estoy muy apenado por ello. No puedo contar todas las veces que hice el mal, pero estoy tratando«, añadió en un video.

«Todo quedó en mi pasado, pero todavía hay mucha gente que cree que hay algo malo con ellos y con la gente que decide vivir su vida honestamente como gay, lesbiana, trans…», declaró. Por todo esto, dijo que el «ciclo dañino de vergüenza y condena», que él mismo ayudó a cimentar, «debe terminar».