A medida que va pasando el tiempo es más habitual ver como los comportamientos homófobos lejos de hacerse en la intimidad asoman públicamente. Además los responsables de estos comportamientos son a menudo líderes de opinión que por cualquier tipo de razón cuentan con una gran popularidad y por lo tanto ejercen influencia sobre una gran cantidad de personas.

Resulta muy desagradable ver cómo aquellos referentes de homofobia, violencia y discriminación no están solos y a menudo son sus propios hijos quienes recogen el legado de sus mensajes para continuar propagándolos desde una posición de ventajosa popularidad. Un buen ejemplo es el de Eduardo Bolsonaro, el hijo de uno de los presidentes más clasistas y ultraderechistas de la actualidad. Eduardo pertenece al gobierno de su padre y no duda en mostrar públicamente y de forma repetida su falta de empatía con el Amazonas su devoción por las armas y cómo no su profundo asco por el colectivo LGTB.

¿Qué significa la bandera LGTB y cuál es su origen?

Este individuo llamada Eduardo es hoy diputado federal (algo que por cierto debiera investigarse para descubrir cómo ha llegado hasta ese puesto, aunque es demasiado evidente que ha sido puesto en él por puro favoritismo). Hace poco decidió burlarse públicamente del colectivo LGTB y todo lo que las siglas representan pues decidió ponerse una camiseta con las mismas. Como podrás imaginar, en la camiseta de este individuo LGTB tenía un significado muy distinto y por cierto pasó a promocionar a su compañero, Donald Trump.

Para este impresentable las siglas LGTB quedarían así.

L de Liberty (irónicamente claro), G de guns (armas, violencia), T Trump (como no podía ser de otra manera) y B de Bolsonaro. Además junto a su fotografía incluyó una ridícula explicación en su cuenta de Twitter (con casi dos millones de seguidores): «El concepto LGBT fue actualizado con éxito por un ecuatoriano que vive en Argentina y me regaló esta camiseta aquí en Brasil. ¿Te gustó?«.

Plumofobia: Cuando la homofobia cobra forma dentro del colectivo gay

Lo más triste de todo esto es que más de 12.000 personas respondieron a esa publicación con sus likes.

Por su parte, el activista William de Lucca se atrevió a responder a su provocador tweet agregando en su muro: «ni Freud podría explicar esto». Es importante resaltar que desde que este impresentable (Bolsonaro) ha ascendido al poder, la ola de violencia contra el colectivo LGTB se ha incrementado. Un buen ejemplo es lo que le ocurrió a Jefferson Anderson Feijo de Cruz que con sólo 22 años quedó en estado vegetativo tras una paliza provocada por la homofobia.