En alguna ocasión hemos hablado del escote masculino y de cómo su auge se materializa en soluciones cada vez más atrevidas. Aunque tradicionalmente el vestuario del hombre ha estado orientado a la funcionalidad y la comodidad sin mostrar más de lo necesario, últimamente estamos viviendo una auténtica polarización hacia lo mal llamado femenino. Se acentúan los volúmenes, se crean estructuras sugerentes, que dejan a entrever recovecos convencionalmente asociados a la belleza femenina.

El escote masculino está aquí para quedarse… ¡Y nos encanta! A continuación te hablamos de los tipos que existen. ¡Presta atención!

Escote masculino cuello en V

Forma parte de los clásicos dentro de todo armario de hombre. Las soluciones más convencionales presentan escotes reducidos, pero con el paso del tiempo su profundidad y anchura ha ido acrecentándose gradualmente hasta diseños más llamativos y sugerentes. El escote en V es perfecto para aquellos cuerpos que presentan volúmenes en la zona superior del cuerpo. También es apropiado para rostros redondos por su poder para acentuar las facciones.

Escote masculino cuello barco

Muchas veces es difícil distinguir un cuello barco y un cuello en U. Como puedes ver, se trata de un escote en V más abierto y redondeado. Es una opción estupenda para aquellos hombres que presentan un cuello ancho y no excesivamente largo. También para aquellos que cuentan con unos hombros pronunciados.

Escote masculino cuello en U

Es muy habitual dentro del mundo del deporte, aunque cada vez tiene más presencia en todo tipo de estilos. Favorece especialmente a aquellos que cuentan con un rostro delgado, cuello largo y hombros menos pronunciados.

Escote masculino cuello Mao

Está más presente en las soluciones más formales, siendo bastante habitual en camisas. Es apropiado para aquellos hombres que cuentan con una complexión con tendencia a la delgadez. Su fórmula es más sutil: Más vale sugerir que mostrar.


Escote masculino cuello Scoop

Es una versión del cuello en U, sólo que en este caso la trayectoria del arco tiende a abarcar mayor anchura, a veces hasta llegar a los hombros. Ayuda a crear un efecto de anchura por lo que es apropiado para hombres que cuentan con un cuerpo delgado y desean atenuar su estrechez.