El bailarín Jake DuPree se ha hecho muy popular dentro de las redes gracias a sus looks súper llamativos. Su estilo único, su indudable belleza y su naturalidad han despertado muchos elogios pero también, lamentablemente, muchas críticas homófobas.

Uno de sus últimos conjuntos fue diseñado por la marca Playful Promises, una marca de lencería. Esta marca intervino para defender a Jake de ataques homófobos. Y es que, las normas de género, los roles anticuados y restrictivos, y sobre todo los prejuicios de sus seguidores más “tradicionales”, no tardaron en hacer acto de presencia. Ya sabes, a modo de resumen: Homofobia.

Una de los usuarios (@givemeyourblood) comentó “Nunca compraré ese modelo, porque no me gustaría que me viesen con una lencería hecha para un hombre. No es nada atractivo”. Sin embargo, la marca respondió de una forma súper clara, ingeniosa y a la vez lacónica. En sus propias palabras:

“Nada está hecho “para” ningún género, es sólo una prenda”.

Una verdad como un templo… ¡nos encanta