La erección es un impulso natural, sexual y sobre todo… incontrolable. Uno de los problemas que tiene ser famoso es que constantemente estás expuesto a una enorme cantidad de ojos que analizan hasta el más mínimo detalle de tu persona.

Nuestros famosos de hoy han vivido momentos realmente incómodos debido a sus erecciones. Pero, ¿esto debería ser un motivo para sentir vergüenza? Al final se trata de algo totalmente natural y que surge de forma inesperada. El hombre que tiene una erección no tiene ninguna responsabilidad sobre lo que le está ocurriendo a su miembro… ¿o sí?

Estamos muy acostumbrados a consumir contenidos mucho más explícitos e hirientes para la sensibilidad (como por ejemplo las noticias de los periódicos y canales de televisión). Sin embargo muchos siguen llevándose las manos a la cabeza, aunque por otra parte… no nos extraña. Los miembros de estos hombres no son pequeños precisamente…