Expresar la orientación sexual resulta especialmente complicado dentro del entorno familiar. La opinión que pueda generar este hecho entre desconocidos o incluso amigos no tiene importancia, al menos no tanta como la que puedan tener nuestros padres.

Aaron y Austin Rhode decidieron confesar a la vez a su padre que ambos son gays. Ambos decidieron grabar el momento de la confesión que fue por teléfono para después publicarlo dentro de su canal de Youtube.

Este vídeo tuvo una enorme repercusión en las redes, aunque afortunadamente el resultado no fue malo. Ambos aprovecharon que eran youtubers para compartir este momento con sus seguidores y servir de ayuda para aquellos jóvenes que no se atrevían a dar el paso.

Durante el vídeo se puede percibir la incomodidad del momento. Ambos sienten un gran nerviosismo e incluso no pueden evitar emocionarse y llorar después de sincerarse con su padre. La respuesta de su padre es totalmente clara y directa: «Ya sabéis que os quiero y eso jamás cambiará». A partir de ahí, parece que el peso que llevaban acumulado sobre ellos parece disiparse. «Tenéis que vivir vuestras propias vidas y hacer lo que queráis hacer» añade poco después el progenitor.

Salir del armario requiere de una gran valentía, sobre todo si se hace ante un padre o una madre. Estas son probablemente las personas que mejor nos conocen y a las que más queremos o admiramos. Es muy normal sentir miedo a decepcionarlos.

Sin embargo, es importante que tengas en cuenta algo: No puedes renunciar a tu identidad por nadie. Ni siquiera por las personas que más quieres. Precisamente porque las quieres, no debes engañarlas, ni ocultarles nada. Si ese profundo amor está de vuelta, ten por seguro que te aceptarán y tu orientación sexual no influirá en ese amor que sienten por ti. Si por el contrario esto actúa como detonante para que te alejen de su vida o no te acepten ten en cuenta que has hecho lo correcto y de hecho, has salido beneficiado.

Por un lado, has logrado quitarte un enorme peso de encima. Por otro lado habrás alejado de tu vida a personas que a la larga te podrían hacer daño y condicionar negativamente tu vida.