Ashlyn Harris y Ali Krieger son probablemente las futbolistas lesbianas más conocidas. Juegan dentro de la Selección de Fútbol estadounidense, como portera y defensa del Orlando Pride.

Cuentan con una historia en común que se ha extendido durante más de diez años de amor. Algo que hasta hace relativamente poco se desconocía porque siempre lo llevaron en estricta privacidad. El año pasado se casaron con una celebración súper bonita y eso fue algo que las hizo sentirse más plenas y felices:

“Es como si nos hubiésemos quitado un enorme peso de la espalda. Al fin, después de tantos años no tenemos que ocultar nada ni sentimos no estar a la altura de la comunidad LGBT!”.

Además, este año han formado una familia juntas a través de adopción. Sloane Phillips es su hija y la dieron a conocer en redes sociales durante San Valentín. Recientemente han publicado una foto que habla por sí sola y que nos ha puesto el vello de punta. Al poco se hizo viral y en ella se muestra la celebración en familia de un triunfo deportivo.

¡Nos encanta! ¡Que viva el amor!