Henry Cavill posee un atractivo innegable. Ya desató euforia con su aparición desnudo en The Witcher, la serie emitida en Netflix. Pero si hubo algo que revolucionó Internet, fue su inocente vídeo poniendo en marcha su ordenador. Resulta impresionante que una actividad tan cotidiana como esa, haya podido despertar tantas suspicacias de tipo sexual entre tantas personas.

Hoy queremos recordar este momentazo de 2020, porque probablemente fuese el mejor vídeo erótico (sin intenciones de serlo) del año. ¿Fue su camiseta de tirantes ajustada? ¿Sus músculos? ¿La atmósfera íntima del vídeo? Quizá fue la suma de todos esos ingredientes lo que hizo que un vídeo tan común sumase millones de visitas, menciones y publicaciones en redes sociales de su legión de seguidores y no seguidores (chicos gays y chicas) babeando por sus encantos.

Estamos seguros de que existen tutoriales en la red mucho más útiles para montar un ordenador que el de Henry Cavill, aunque eso sí, difícilmente más sexys.

Recordemos el texto que puso en la publicación del vídeo: “Este tipo de material no es apto para todo el mundo. Se aconseja la discreción del espectador porque puede que veas muchas piezas que no has visto antes”.