La moda evoluciona, las tendencias cambian y generalmente de forma muy gradual por lo que tendemos a cambiar nuestro estilo y forma de entender la elegancia casi sin darnos cuenta.

Este año habrá una ruptura considerable con la estética de temporadas pasadas y de hecho 2020 comenzará a abrir camino a nuevas tendencias que a pesar de ser novedosas, al mismo tiempo beben de soluciones vintage.

Hoy vamos a repasar la evolución de la moda masculina durante este invierno y veremos cómo podemos sacarle el máximo rendimiento.

¿Qué está triunfando este invierno?

Uno de los rasgos principales de 2020 será la comodidad. Los conjuntos y prendas holgadas (oversize) vuelven a ser una constante durante este año (no sólo durante el invierno).

¿Recuerdas la década de los 90’s? Seguramente lo habrás podido notar ya… ¡Ha vuelto! Y además, lo ha hecho por la puerta grande y con todas las corrientes estéticas de entonces. Algunas de las referencias más icónicas de esta década y que este año estarán más vivas que nunca son:

La estética Yuppie

Desde Wall Street marcaron un antes y un después en la moda con sus súper conocidos power suit (o trajes poderosos). ¿Los recuerdas? Hombros definidos y especialmente voluminosos, chaquetas de corte largo y pantalones con pliegues. Además, para dar el broche de oro a su outfit solían utilizar abrigos largos y que cubrían media pierna. Estas prendas están siendo muy visibles ya desde 2019, aunque es verdad que hay un toque característico en en este particular renacimiento: Nosotros añadimos jerséis de punto y botas con suela visiblemente gruesa.

El minimalismo denim

Desde finales del año pasado el minimalismo logró manifestarse en todo su esplendor llegando a su más pura homogeneidad. Los combinados en conjunto monocromo (mismo color en todas nuestras prendas) son la viva prueba de que vivimos en el apogeo de las soluciones minimals.

El grunge también hace acto de presencia

Sin duda la estética más representativa de la juventud durante los noventa aunque en este caso se mostrará con propuestas que mezclan tendencias puramente vintage con otras actuales. Por ejemplo, será habitual que veamos botas acordonadas y camisas con estampados súper artísticos.

Además, desde la aparición del animal print (estampados de piel animal sintética) es posible generar looks súper eclécticos y alternativos. Respecto a colores, la tonalidad fucsia tendrá especial protagonismo dentro de nuestros armarios y específicamente, será quizá la más apropiada para vestirnos con soluciones grunge.

Regreso al pasado

Lo vintage será una constante rememorando también décadas como la de los 60 y 70. Algunas de las prendas preferidas de este año serán las camisas fluidas y los pantalones con formas acampanadas (estos últimos especialmente orientados para los más valientes y transgresores). Además, la psicodelia vuelve a tomar fuerza dando protagonismo a los tejidos estampados.

Como podrás ver, el minimalismo es la clave de 2020 y esto está muy relacionado con la filosofía austera que estamos viviendo en un mundo cada vez más concienciado contra el consumismo y la protección del medio ambiente.

¿Y las tendencias cromáticas?

Existen tonalidades que tendrán especial visibilidad: El azul marino contará con un gran potencial, así como los blancos, blancos rotos, beiges y grises. Además, el rosa fucsia (especialmente combinado con técnicas animal print) también logra hacerse un hueco protagonista dentro de las propuestas de 2020. Sin embargo, habrá un rey indiscutible sobre todos ellos: El negro.

Su sobriedad, su intensidad y su carácter solemne lo convertirán en la opción más elegante. Para iniciar la nueva década, esta tonalidad resulta perfecta por sus reminiscencias a la atemporalidad y al mismo tiempo a las soluciones más clásicas.

Habrá una prenda imprescindible

Si bien es una prenda importante durante la estación de invierno, lo cierto es que este año cobrará una importancia superior a la habitual. Esta temporada el abrigo se ha convertido en la prenda alrededor de la cual girará todo. Las gabardinas y los batines con cinturón son las soluciones preferidas. Durante este invierno y el próximo veremos soluciones elegantes y en todo tipo de materiales: Desde pelo sintético a tejidos técnicos, paños… Y todos ellos con un enfoque común y muy característico: Caerán hasta la rodilla o por debajo de ella hasta llegar a la espinilla.

Partes de arriba

Esta temporada habrá tres prendas superiores clave: Los jerséis de punto grueso y estilo oversize, el cuello vuelto y las camisas.

El jerséi de punto grueso

e alza como una prenda clave para evocar la suavidad y el calor del hogar durante la infancia. ¿A qué niño no le tejió su abuela un jerséi de punto grueso con la llegada del frío? Sin duda, un elemento súper vintage, súper dulce y súper cómodo.

Además, también es una opción muy versátil ya que puede incluirse tanto en outfits formales (metido dentro de la pantalón) o en entornos más informales (fuera del pantalón y acompañado de ropa más causal).

El cuello vuelto

Destacará tanto en variantes de tejido grueso como fino. Además, este año se impone una tendencia especialmente original y alternativa. Utilizar jerséis de cuello vuelto bajo las camisas. Sin duda el cuello vuelto es una las opciones más elegantes de estilizar nuestro cuello y hombros. Además resulta una opción súper cómoda para los meses en los que el frío polar lo inunda todo.

Las camisas

Aunque los jerséis contarán con papel fundamental no podemos olvidar las camisas. Las camisas básicas con tonalidades blancas uniformes o estructuras más complejas como estampados o rayas seguirán siendo una constante. Además, como ya hemos mencionado la psicodelia y las propuestas experimentales cobrarán especial importancia en el uso de camisas utilizando colores llamativos, animal print, estampatos arty y todo tipo de texturas.

Los pantalones

Los pantalones pitillo estuvieron de moda sí, pero ya no. Puede que tú seas de aquellos que no quiere asumir la muerte del pantalón pitillo. Si este es tu caso, debes abrirte a las nuevas tendencias porque los pantalones cada vez serán menos ceñidos. Las propuestas que están empezando a llegar desde hace varias temporadas cuentan con un talle superior y unas dimensiones mucho más elevadas.

Los cortes carrot (más holgados en la zona superior y que se van estrechando gradualmente hasta llegar al pie) y los cortes rectos o straight fit (que pueden ser un poco más estrechos), serán las opciones más trendy.

Además en las últimas temporadas hemos estado acostumbrados a ver pantalones con bajos cortos y que dejaban el tobillo a la vista. Sin embargo, a partir de ahora los bajos tenderán a ser más largos y cubrir parcialmente los zapatos. Estos diseños se conocen como split leg trousers.

El calzado

Durante las últimas temporadas las zapatillas han ocupado un papel fundamental dentro de nuestros looks. A partir de esta temporada se harán a un lado para ceder el podio a las botas. Podremos encontrarlas en sus versiones más sobrias y elegantes (Chelseas) hasta las opciones inspiradas en el après ski o los clásicos acordonados del lejano oeste.

Sin embargo, junto a ellas las sneakers seguirán dándonos guerra, especialmente en sus versiones más ochenteras.

Los accesorios

Como decíamos al inicio de todo, el minimalismo será la piedra filosofal de 2020 por lo que los complementos serán insexistentes casi o si los hay se mostrarán en su versión más práctica, ligera y elegante. Las riñoneras y los bolsos de pequeño formato serán especialmente utilizados. Además, las bufandas de largas dimensiones serán combinadas con gorras y sombreros. Además, los cinturones podrán verse tanto en chaquetas, como pantalones y abrigos. La estética será sencilla, sin ornamentos y prestando mayor atención a la piel negra lisa.