La presidenta de la Comunidad de Madrid, ha declarado que ve mal “la inversión de la carga de la prueba” para “acusar sin pruebas”.

“Veo mal la inversión dela carga de la prueba, y acusar sin motivos, sin pruebas como ha pasado con el chico de Galicia”, ha declarado despues de que Rocío Monasterio, portavoz de Vox, le hiciese una pregunta sobre autodeterminación de género.

Sin embargo, esta no ha sido la primera vez que se manifiesta sobre el asesinato de Samuel. Ya lo hizo cuando Mónica García, la portavoz de Más Madrid, le reprochó que no apoyase la manifestación contra la homofobia en Sol.

“Esta semana miles y miles de personas se han concentrado en la Puerta del Sol para reclamar justicia ante el asesinato de un chaval de 24 años al grito de maricón. Si entre sus prioridades no estuviera imitar al Gobierno de Gungría, usted se habría sumado a ese clamor“, le ha recriminado.

Su respuesta h sido clara: “Es curiosa la lógica de la izquierda. Si matan a un chico en Galicia, es culpa mía. Ustedes ni siquiera han sido capaces de respetar la voluntad de una familia que les ha pedido encarecidamente que dejen de politizar la muerte de su hijo. ¡Y me dicen que no he dicho ni mú! Es por respeto, lo que ustedes no han tenido, respeto ni por ese chico, ni con su memoria, ni con su familia, que les ha pedido que le dejen en paz“.