‘It: Chapter 2’ ya está en los cines, probablemente una de las secuelas más esperadas (sino la que más) de este año. Además, su predecesora obtuvo un éxito realmente arrollador. Tal fue su éxito que la nueva entrega se enfrenta a un enorme reto de igualar o superar a su predecesora. Será en esta propuesta donde el escritor, Stephen King, ha decidido abrirse a tratar de cerca la vida interior de uno de los personajes más carismáticos de la película. Desde que se estrenase la película en la década de los 80 todos sospechamos algo. Uno de los personajes era gay.

Richie Tozier, interpretado de la mano del actor Finn Wolfhard en el capítulo primero y por Bill Hader cuando es adulto, tiene una personalidad peculiar. De hecho, uno de sus rasgos más llamativos es que suelta continuamente tacos y que su personalidad es realmente irritable, aunque por otro lado esto se convierte en un ansiolítico cómico en el guión de la película.

Cualquier persona que haya podido ver la secuela podrá saber que Richie guarda un secreto: Él es gay y además de eso está profundamente enamorado de su mejor amigo, Eddie (Interpretado en su niñez por Jack Dylan Grazer y por James Ransone en su adultez).

‘It: Chapter 2’: Un amor gay que continúa en el periodo adulto

Aunque en realidad no se ha evidente en ningún momento de la película. Al menos no de forma explícita. La película hace todo lo que está en su mano para dejar clara esta dimensión de la película, a diferencia de lo que ocurría en la película de los 80. A pesar de que este secreto de Tozier ya se encontraba inserto dentro de la novela original de Stephen King (aunque por supuesto de una manera mucho más sutil), en este ocasión se ha decidido tratar este tema de una forma más directa y visible, así lo comentó Gary Dauberman en sus declaraciones a The Hollywood Reporter:

«Adoro esta historia de amor y considero que es una parte muy especial del film y por supuesto de su personaje. Creo que en esta ocasión lo hacemos más evidente y queda más claro.»

Spoiler:

Al final de la película aparece Richie de adulto regresando al puente en Derry para terminar aquello que empezó cuando era pequeño: Esculpir la «E» en la madera indicando su amor por Eddie después de que este muera en el encuentro final con Pennywise, algo que afecta gravemente a Richie.