Kellogg’s ha decidido dar un paso adelante en la lucha por la diversidad. Para ello ha utilizado sus cereales… Pero, ¿qué ha hecho? La empresa ha decidido mezclar las pasas, los copos de maíz, sus Frosted Flakes, Foot Loops, el arroz Krispies y los Frosted Mini Wheats «All Together», es decir, todos juntos. El objetivo ha sido hacer una declaración de intenciones en busca de una verdadera inclusión de la comunidad LGTB. Por si esto fuera poco, la empresa ha decidido también poner su grano de arena en la lucha contra el acoso escolar y el bullying propiciado por homofobia donando la suma de 50.000 dólares a GLAAD.

En sus propias palabras:

“Todos estamos unidos. Por esta razón y por primera vez en la historia, nuestras famosas mascotas y cereales se ofrecen juntos en una misma caja para All Together Cereal. Nuestra propuesta es un símbolo de inclusión y tolerancia sin importar cómo te veas, de dónde seas o a quién ames. Creemos que todas las personas merecen un entorno en el que puedan llegar a dar lo mejor de sí mismas. Es por eso que Kellogg’s ha unido sus fuerzas como socio oficial de GLAAD para celebrar el Día del Espíritu, la mayor campaña contra el acoso escolar y con mayor visibilidad del mundo, donde millones de personas usan el color morado para enfrentarse al acoso escolar y apoyar un mundo más receptivo para los jóvenes LGTBQ. Kellogg ha donado $ 50,000 a GLAAD para apoyar su lucha contra el bullying y acoso LGTBQ. Cada caja de edición limitada de All Together Cereal incluye cajas individuales: Raisin Bran, Corn Flakes, Rice Krispies, Frosted Flakes, Froot Loops y Frosted Mini Wheats.”

Priscilla Koranteng, que ocupa actualmente el cargo de Vicepresidenta de Talento Global y el de Directora de Diversidad, también quiso hacer declaraciones acerca de esta iniciativa:

“Nos sentimos realmente comprometidos con la igualdad y la inclusión laboral, en el mercado y las comunidades en las que trabajamos y vivimos. Desde hace barios años nos hemos convertido en cómplices y defensores de los trabajadores LGTB así como de sus familias y la comunidad en general. Y es que durante más de un siglo Kellogs ha nutrido a todas las familias para que pudiesen prosperar. Hoy nuestra empresa continúa dando la bienvenida a todos a la mesa.