El sector del arte y los profesionales autónomos es sin duda uno de los que peor parados están saliendo con el confinamiento obligado del COVID19. Para una enorme cantidad de profesionales no poder abandonar el hogar supone un auténtico handicap a la hora de desarrollar su actividad profesional.

El caso de Roberto Pérez de Toledo es un buen ejemplo. Se trata de un realizador de origen canario que ha decidido lanzarse al desarrollo de su primer cortometraje en la distancia. «Encontrando nuevas formas de avanzar y seguir creando con actores que me inspiran, cada uno en su casa, eso sí» ha declarado en su Instagram.

La cuarta cita es su último corto y ha sido elaborado íntegramente en la distancia. Está formando parte de un movimiento que se ha hecho popular y ha recibido el nombre #MientrasNosQuedamosEnCasa. Es de tipo romántico y en él se revela la historia de una pareja gay durante el confinamiento por el COVID19.

El mensaje principal habla sobre aquellas cosas que perdemos por no llegar a hacerlas cuando podemos y nos ayuda a reflexionar: El contacto físico no siempre se puede sustituir con el uso de las nuevas tecnologías. Y es que en estos tiempos cada vez estamos más acostumbrados a prestar más atención a nuestros smartphones que a las personas que tenemos al lado. ¿Nos servirá el confinamiento para poder reflexionar?

El cortometraj está interpretado por los actores David Mora y Rubén Bernal. Ambos mantienen una cita a través de videollamada incluyendo cibersexo. Durante el desarrollo es muy fácil percibir cuántas ganas tienen de poder tocarse y besarse. De cuánto desean que todo pase para poder volver a reecontrarse pues se encuentran uno en Madrid y otro en Lanzarote.

Queda patente la altísima sensibilidad con la que el director y los actores se entregan a este curioso proyecto que nos ha tocado el corazón. ¡Que viva el amor!

Puedes verlo completo aquí: