Hemos vuelto a recibir críticas de varios usuarios por nuestros contenidos. ¿El motivo? La gestación subrogada, o mejor dicho, el hecho de que compartamos noticias de familias homoparentales que se han formado mediante gestación subrogada.

Nos parece bastante alarmante, que un personaje público hable tan a la ligera sobre algo que es realmente serio. Y nos vamos a referir a ese personaje.

En primer lugar, porque no estás hablando del tiempo que hace. No estás hablando de la última canción de Lady Gaga. Estás hablando de la forma en la que muchos niños y niñas nacen y vienen al mundo. Estás hablando de muchos hombres que dan a sus hijos todo el amor que saben y pueden. Estás hablando de mujeres que se convierten en madres gestantes por voluntad propia y que probablemente no hayan percibido compensación económica [refrescamos memoria, modelo canadiense de gestación sobrogada prohíbe compensación económica] (de modo que ha sido algo altruista).

Así que, decir que la gestación subrogada es la explotación de las mujeres pobres, resulta, como mínimo algo impreciso. También un ataque gratuito e innecesario, especialmente contra esas familias y esos niños. Y es que transmitir la idea de que la gestación subrogada es la “compra de niños” tiene unas consecuencias que al final van a recaer sobre los más inocentes de todo esto: Esos niños.

Dejando a un lado que te parezca más o menos respetable la gestación subrogada (pues hay opiniones para todo), ¿Cómo puedes decir que un niño que nace por gestación es un niño comprado? ¿Cómo puedes decir que ese niño ha nacido a raíz de la explotación de una mujer pobre? ¿Cómo puedes decir que ha sido el capricho de “dos maricones”?

¿Te has informado de cuántos modelos de gestación subrogada existen alrededor del mundo? ¿Te has informado mínimamente de algo como para emitir tal juicio? Si no es así, deberías hacerlo. Deberías hacerlo porque eres un personaje público y tus opiniones tienen cierto eco en la red.

Te convendría también estudiar un poco más qué es lo que lleva a los hombres homosexuales a formar una familia mediante gestación subrogada.

¿Sabías que los trámites de adopción son increíblemente más largos, complejos y costosos en el caso de las parejas homosexuales? ¿Sabías que existe una enorme discriminación dentro de las agencias de adopción sólo por el hecho de que un futuro padre sea homosexual? ¿Sabías que por este motivo a muchos padres no les queda más remedio que recurrir a la gestación subrogada para formar una familia?

Lee esto con atención, por favor, quizá te entre en la cabeza que NO puede existir explotación cuando la madre gestante NO percibe dinero. En este caso hablamos de ALTRUISMO.

Según la Ley de Reproducción Humana Asistida, aprobada en 2004, una Gestante Sustituta sólo podrá ser reembolsada por los gastos de bolsillo. Aunque la subrogación comercial es común en EE.UU., una gestante subrogada en Canadá no puede recibir ningún tipo de compensación monetaria que exceda los gastos reales e involucre un lucro por gestar a un niño. Esta forma de subrogación se llama “subrogación altruista”.

Quédate también con esto: Las parejas heterosexuales TAMBIÉN recurren a la gestación subrogada. Hay muchas parejas que no pueden tener bebés debido a problemas de fertilidad y recurren igualmente a esa opción. No es una cosa de MARICONES que se encaprichan por comprar bebés. Del mismo modo, que muchas mujeres recurren a bancos de semen para ser madres solteras. Del mismo modo que muchas parejas de lesbianas recurren al mismo sistema para ser mamás.

¡Existe la diversidad!

¿Qué necesidad hay de juzgar a familias de una forma tan gratuita? Ya existen familias originadas por gestación subrogada. Ya existen seres humanos que han venido al mundo así (de hecho desde hace varios siglos, porque la gestación subrogada tiene siglos de antigüedad). ¿Por qué hacerles sentir que son mercancía? ¿Por qué avivar el estigma?

Deberías tener más responsabilidad con lo que dices. Sobre todo, si eres un personaje público. ¡Basta ya de pisotear gratuitamente a las familias homoparentales!

¡Basta ya de ponerlas en duda! ¡Basta ya de humillarlas!