Increíble pero cierto. Si realmente esta chica animó a los agresores (debemos decir presuntamente porque no hay una sentencia firme), no estamos de acuerdo con la decisión que se ha hecho pública. Si es así, y finalmente se desmuestra que esto ocurrió así, animar y jalear a un grupo de asesinos mientras le quitan la vida a un joven inocente no supone pena de prisión. Hoy a través de la titular del Juzgado de Instrucción número 1 de A Coruña se ha decretado el ingreso en prisión provisional sin fianza solo para tres de los seis detenidos.

Según ha declarado ella, no participó en la paliza, únicamente estuvo en el lugar y momento del asesinato porque acompañaba a su novio (uno de los enviados a prisión). La Fiscalía no ha solicitado su ingreso en prisión, algo que nos parece increíble.

No sólo debe castigarse a los agresores, también a aquellos que los alientan

Probablemente, si las presuntas acusaciones son ciertas, los niveles de violencia fueron mayores y más cruentos gracias precisamente al componente sexista y machista que supone que una mujer esté jaleando, como si de una animadora se tratase en un partido de fútbol, a su novio mientras asesina a un chico gay. Nos repugna, nos repugna mucho.