Las emotivas declaraciones de Tom Ford después del fallecimiento de su marido Richard Buckley

Este año el popular diseñador ha cumplido sesenta años. En su haber acumula un impresionante currículum como director creativo de Yves Saint Laurent o Gucci. Además, también ha dirigido dos películas cuyos actores han sido nominados a premios como los Oscar. Uno de sus últimos trabajos es Tom Ford 002, la segunda edición de su libro que se ha convertido en best seller. 

No obstante, más allá de la figura artística y cultural que representa hoy, se esconde un padre abnegado que, por cierto, últimamente no está pasando por un buen momento. Aunque en estos momentos de su vida podría pensarse que tiene todo cuanto puede desearse, lo cierto es que le falta uno de sus pilares más importantes, quizá el más importante de todos: Su marido Richard Buckley que perdió la vida hace muy poco con sólo 72 años “por causas naturales después de una enfermedad prolongada”, según confesó Tom.

La pérdida de su marido le ha hundido en un vacío del que le está costando salir: “Ha sido duro después de 35 años juntos, muy duro. A veces sigo pensando Oh, Dios, tengo que llamar a Richard o Necesito escribirle una nota contándole esto. Pero él ya no está”.

El diseñador ha hablado por primera vez sobre su vida personal después del deceso y sobre cómo ha cambiado su rutina como padre de Jack, su hijo de 9 años.

“Hasta hace poco, tenía a Richard para ayudarme por las mañanas. Ha sido un poco complicado este último mes, porque normalmente él le hacía el desayuno en los días de colegio, mientras yo me vestía. Pero ahora me he vuelto bastante bueno en compaginar varias tareas”.

No obstante, este duro revés también se ha revelado para él como una oportunidad de crecimiento personal: “Es un reto levantarle, vestirle, prepararle su almuerzo, su desayuno, hacer todas mis cosas y luego llevarlo a la escuela a las 7.45 de la mañana. Eso también significa que estoy en mi oficina ya activo y despejado a las 8.10, así que empiezo bien el día”.

Amor de por vida

Se conocieron hacia 1986 en un desfile.  En aquel momento contaban con 25 y 38 años respectivamente. Según revela el diseñador, desde el primer momento sintió fascinación por él. No obstante, su relación no comenzó esa noche, sino diez días después cuando casualmente volvieron a encontrarse en un ascensor. Tom se dirigió a las oficinas de Women’s Wear Daily por un encargo profesional sin saber que allí trabajaba el periodista.  “Cuando acabó el corto trayecto en ascensor sabía que Buckley era la persona que quería tener toda mi vida”. El diseñador contó su historia de amor públicamente por primera vez y con gran orgullo hace tan solo 6 años. 

La casa Gucci

En la actualidad trabaja dentro del sector de lujo y su figura ha vuelto a ganar especial visibilidad  con la película La casa Gucci,  la última producción de Ridley Scott.  En ella se narra su trayectoria dentro de la firma de moda italiana desde 1999 hasta 2004 y la relevancia que tuvo en el desarrollo de la marca. 

Recientemente ha expresado su opinión sobre la película:  ‘Me sentí como si hubiera vivido un huracán. Cuando salí del cine pensé: ¿Fue todo una farsa o una increíble historia sobre la codicia? No podía evitar reírme pero luego me pregunté si debía hacerlo’.

Aunque el diseñador ha alabado la fotografía y el vestuario que aparece en la película declara que ésta se encuentra bastante lejos de lo que en realidad ocurrió.

«Tal y como ocurre con la mayoría de películas que se basan en hechos reales, los hechos y la realidad están difuminados, los personajes bastante exagerados, las líneas de tiempo deformadas  pero… ¿A quién le importa si al final se ha producido una gran película?».

The Stonewall

The Stonewall. Revista de Contenidos LGBTI en España.