Las escalofriantes confesiones de Colton Haynes: El infierno por el que ha pasado siendo un actor gay en Hollywood

Cuando escuchamos relatos como el de Colton Haynes en pleno 2022 nos causan cierta sorpresa porque se supone que algunas líneas ya están superadas. Sin embargo, parece que no. Durante los últimos años Hollywood se ha visto entre las cuerdas gracias a movimientos como el Me Too.

Varios productores, publicistas y representantes se han visto abocados a un ajuste de cuentas por los abusos cometidos en el pasado contra actrices y actores. 

El actor estadounidense Colton Haynes de 33 años ha hecho confesiones escalofriantes sobre su trayectoria y sobre su experiencia siendo un actor gay. Hemos podido verle en títulos como Arrow, Teen Wolf o American Horror Story y pocos de nosotros podíamos imaginar que detrás de esa fachada de éxito y reconocimiento se escondía una realidad como la que cuenta en Losing My Teenage Dream (Perdiendo mi sueño adolescente), un artículo que ha escrito hace muy poco.

Colon Haynes decidió hablar públicamente sobre su homosexualidad por primera vez hacia mayo de 2016 pero dentro de Hollywood su homosexualidad se sabía desde hacía tiempo.

Colton exploró su homosexualidad durante su adolescencia. Mantuvo su primera relación sexual cuando solo tenía 14 años y lo hizo con un hombre de 40.

Después decidió comenzar a trabajar como gigoló y en una línea telefónica erótica gay. Ya había tenido algún contacto con el mundo de la publicidad y, aunque aún no se había sentido cosificado por su atractivo físico, se había acostumbrado a ser validado simplemente por ser guapo. Esto fue lo que le llevó a pensar que dentro de la industria del cine tendría un hueco. 

Pero cuando se introdujo dentro de ella recibió un golpe que no esperaba: Le rechazaron. Y no por falta de belleza, talento, ni tampoco por ser gay. Le rechazaron por su pluma.

El rechazo al que fue sometido comenzó desde la primera reunión con su representante. A raíz de ese encuentro, comenzaron a alterar su identidad y a forzarle para cambiar lo que era.

El actor cuenta que le obligaron a asistir a clases para aprender a reprimir su pluma y trabajar su dicción (una de las técnicas consistía en hablar con un post-it colocado debajo de la lengua para reducir el seseo).

Además, le prohibieron hacer referencia a su pasado gay (se intentó eliminar una portada que protagonizó en 2006 con su entonces novio en una revista gay, XY). También, para romper cualquier tipo de asociación con su orientación sexual le aconsejaron que fuese ambiguo para trabar amistades con productores, por ejemplo, no negando sus supuestas relaciones con otras actrices. 

Una de sus declaraciones más llamativas tiene que ver con las cosas que le decían sus agentes, publicistas y productores constantemente: “Lo único que te separa del éxito es que la gente sepa que eres gay”.

Colton Haynes ha revelado que sus mayores traumas se produjeron cuando aún no era mayor de edad y sufrió abusos. Sus primeros encuentros con su agente también desembocaron en unas clases de interpretación bastante extrañas en las que se obligaba a todos los jóvenes actores a fingir encuentros sexuales sin ropa.

Estas experiencias generaron un impacto en él. Colton reconoce que tuvo problemas con el alcohol y las pastillas. También que después de haber participado en proyectos de la envergadura de Arrow se sentía miserable.

Por eso decidió hablar públicamente sobre su orientación sexual.

Últimos cortos gays
Lo que no sabías de...

The Stonewall

The Stonewall. Revista de Contenidos LGBTI en España.