¿Has pensado alguna vez cómo te sentirías si los homosexuales fuesen mayoría y no una minoría? En ese caso, no existirían tantos problemas de homofobia alrededor del mundo. ¿Qué me dirías si te digo que ese lugar existe?

Pues sí, existe. Es el OceanWorld Aquarium Dingle de Irlanda. Se trata de un acuario donde vive una gran comunidad de pingüinos. Y ¿adivinas qué? La mayoría de ellos son homosexuales.

Los dueños de esta reserva están muy felices de contar con un entorno tan diverso: «Contamos con dos parejas gays y dos parejas lesbianas».

Pero la cosa va más allá, pues estos pingüinos se organizan para poder procrear de una forma muy inteligente. Cuando las parejas de lesbianas descubren que no pueden tener hijos juntas crean una estrategia, según dice la propia gerente. «Si sienten el deseo de convertirse en madres una de ellas practica relaciones con un macho y cuando logra tener los polluelos regresa con su pareja hembra para criarlos juntas«.

Dentro de las paredes de esta reserva acuática ya han existido parejas homosexuales bastante mediáticas. La primera de ellas estaba formada por Misty y Penélope, que incluso recibieron un nombre por los propios cuidadores. Además, decidieron organizarles una boda de pingüinas. ¿No es adorable?

¿Sabías que existe una enorme variedad de casi 500 especies animales que muestran comportamientos homosexuales de forma habitual? Claro que la homofobia sólo forma parte de la especie humana.

Hace unos meses hablamos sobre el curioso caso de dos pingüinos machos que lograron convertirse en padres. ¿Aún no lo has leído?

¡Que viva el amor!