Le prohíben pronunciar la palabra «gay» en su discurso y la sustituye por «rizos»

El Estado de Florida ha aprobado una ley que prohíbe hablar sobre orientación o identidad de género en los centros educativos porque se considera “perturbador” para los más jóvenes y una mala influencia.

La ley “Don’t say gay” puede hacer un gran daño a las personas más vulnerables. No olvidemos que la población LGBT que se encuentra en la infancia tardía y adolescencia cuenta con una tasa de suicidio alarmantemente elevada, así como una mayor propensión a la depresión.

Zander Moricz es un adolescente que acaba de graduarse y vive en Florida, por lo que esta actualización legal le ha afectado, porque él es gay. Moricz era además el delegado de clase y, por lo tanto, el responsable de escribir y leer el discurso de despedida.

Cuando su director le prohibió utilizar la palabra “gay”, decidió utilizar una estrategia para transmitir el mensaje que quería transmitir y que no le dejaban.

«Me gustaría hablar de una parte pública de mi identidad. Como bien sabéis, tengo el pelo rizado. Me avergonzaba de mis rizos, tratando, de manera desesperada, de reconducir esta parte mía. Tener pelo rizado en Florida es difícil por culpa de la humedad, pero acabé decidiendo que me tenía que enorgullecer de lo que soy«. 

En su discurso, Zander Moricz se entristeció porque «miles de niños con pelo rizado no tendrán la posibilidad de tener una comunidad que les dé apoyo y se tendrán que buscar la vida para poder existir en el clima húmedo de Florida». Por último, finalizó con el siguiente mensaje: «Hacía falta que el discurso apelara a los millares de niños de pelo rizado que serán forzados a hablar de esta manera durante toda su etapa estudiantil«.

Sus palabras tocaron el corazón de los asistentes y poco a poco fueron traspasando barreras hasta que varios medios de comunicación se hicieron eco de su triste historia.

The Stonewall

The Stonewall. Revista de Contenidos LGBTI en España.