Hace apenas dos días una usuaria de Twitter se convirtió en un tema de conversación masivo ¿El motivo? Su ridícula, estúpida (y recalcamos lo de estúpida) y vergonzosa homofobia.

Todo empezó cuando una firma de moda bastante conocida decidió mostrar una nueva forma de entender la ropa. Su propuesta se basaba en diseños de ropa sin género. La idearon para ofrecer una alternativa que pudiese utilizar todo tipo de personas independientemente de su género. Como podrás imaginar el resultado es una apariencia andrógina donde tanto hombres como mujeres comparten medias, tacones y otros complementos. Por supuesto esta propuesta resulta atrevida, sobre todo para aquellas personas con prejuicios homófobos.

Este fue el caso de una chica que criticó en Twitter esta pasarela y argumentando que ella no sentía atracción por hombres que vestían ropa de mujer, sólo por hombres como Matt Bomer, el famoso actor. Parece ser que no sabía que Bomer es gay. De hecho confesó su homosexualidad hace relativamente poco. Estamos seguros de que si Carla, que así se llama la chica, hubiese sabido que Bomer es homosexual, hubiese escogido a otro actor porque su crítica destilaba homofobia por un tubo.