La escuela ha obligado a unos maestros a renunciar a su puesto de trabajo por ser gays.

Lejos de que la decisión haya sido apoyada por toda la comunidad, como sucede desgraciadamente en muchos casos, los alumnos decidieron bloquear los pasillos de la institución para manifestarse.

Qué hay tras la renuncia de los maestros gays de Kennedy Catholic High

Fue en Seattle cuando los estudiantes de una escuela católica organizaron una manifestación contra la escuela por obligar a renunciar a sus profesores, Paul Danforth y Michelle Beattie, por ser homosexuales tras haberse comprometido con sus respectivas parejas.

La manifestación empezó cuando los alumnos escucharon la noticia. Fue en ese momento cuando decidieron bloquear los pasillos además de organizarse para dejar la escuela en señal de protesta.

El colegio Kennedy Catholic High había enviado cartas a los padres de los alumnos diciendo que los profesores habían renunciado, sin decir la causa, pero que son altamente capaces. La razón fue aparentemente una cláusula de moralidad de la escuela.

La Arquidiócesis de Seattle aseguraba que los maestros renunciaron por su propia cuenta, aunque todos pusieron en duda esta afirmación y el revuelo fue mayor.

Los alumnos se reunieron con letreros y cantos en apoyo a la comunidad LGBTQ+. Solicitaban un cambio a la escuela. Además, adoraban a sus profesores que les habían apoyado en todo momento, incluso a una alumna que recibió en su momento insultos homofóbicos.

Una madre de familia se plantea varias cuestiones y muestra su tristeza por lo que esta noticia transmite a los alumnos LGBTQ+. Pero no es la única. Por su parte, el prometido del profesor Danforth ha mostrado su agradecimiento ante las muestras de apoyo de los estudiantes.

Algunos adultos no apoyaron la causa, el presidente del colegio fue despedido

Eso sí, también debemos recalcar que hubo algunos adultos que apoyaron a la escuela por obligar a los docentes a renunciar por su orientación sexual.

Sin embargo podemos decir que esta acción fue productiva, ya que el presidente del colegio fue despedido por esta causa.

La noticia ha causado mucho revuelo, así que el presidente del Kennedy Catholic High School se tomará una licencia hasta el final del año escolar. El presidente interino con efecto inmediato es el padre Bryan Dolejsi.

Esperemos que este revuelo traiga consigo la vuelta de los docentes a su puesto de trabajo en unas condiciones que les permitan dar sus clases con total normalidad, como hasta ahora. Desde luego que la reacción de estos jóvenes alumnos nos ha tocado el corazón.