La jerarquía de la Iglesia Católica destaca por ser una de las más homófobas del mundo en lo que a credos se refiere. El Papa Francisco, sin embargo, ha tenido un pequeño gesto aperturista hacia la comunidad LGTB, más concretamente hacia la homosexual.

En sus propias palabras: “Darle más importancia al adjetivo de “homosexual” que al sustantivo “hombre” no es bueno. Todos nosotros somos seres humanos y tenemos dignidad. No importa quién seas como vivas tu vida, por ello no pierdes tu dignidad“. Continuó diciendo que “Hay personas que prefieren escoger o descartar a otras personas tomando como referencia el adjetivo. Este tipo de personas no tienen un corazón humano”.

El Papa Francisco hizo estas declaraciones en una entrevista concedida Stephen K. Amos y que se difundió públicamente por la cadena de televisión de la BBC.

Curiosamente el periodista que lo entrevistó es abiertamente homosexual y no pudo evitar sentirse conmovido ante sus palabras. Ambos saben la importancia que tendrá este mensaje a nivel público y las repercusiones que podría generar. Al final, lo que el Papa ha dicho es que aquellas personas que son extremistas sobre la homosexualidad o el aborto en realidad carecen de corazón.

Esto realmente resulta muy confuso teniendo en cuenta que el mismo Papa Francisco instó a los padres de niños homosexuales a llevarlos a un psiquiatra para curarlos y dijo que los transexuales son la “aniquilación del ser humano”.