‘Pesadilla en Elm Street 2’: Sus escenas más sugerentes

La segunda parte de ‘Pesadilla en Elm Street’ no consiguió generar tantos beneficios en taquilla como la primera, no obstante, tampoco puede decirse que le fuese mal. La producción costo tres millones de dólares y recaudó treinta, por lo que no fue precisamente un mal negocio. Sin embargo, mientras que la primera entrega se convirtió en un clásico, la segunda parte (‘La venganza de Freddy’) quedó casi olvidada en las sombras de los videoclubes acumulando una capa de polvo cada vez más densa…

La saga continuó y los años comenzaron a pasar. Cuando Internet irrumpió en nuestras vidas y sirvió para interconectar a todos los amantes del género del terror alrededor del mundo, ocurrió algo completamente inesperado: ‘Pesadilla en Elm Street 2: La venganza de Freddy’ pasó a convertirse en una película de culto y entendida casi universalmente como una película gay como tal. La legión de fans que logró reunir el filme en todos los puntos del mundo compartía algo en común: El profundo amor que sentían por la primera película de terror que fácilmente podría considerarse gay o interpretarse como gay.

Pero, ¿qué hay de verdad en todo esto? O, mejor dicho, ¿los creadores tenían la intención de hacer una película gay? El director Robert Englund lo niega pero al mismo tiempo reconoce que “no se trata de una interpretación caprichosa” y que hay motivos para que la gente piense en ello. No obstante, por su parte, el actor de Freddy hizo declaraciones al respecto en 2010 que son bastante más directas: “Está obviamente pensada como una película de temática bisexual. Jesse está luchando contra el hecho de salir o no del armario, y Freddy es la manifestación de sus propios deseos sexuales”.

Otro detalle que debe tenerse en cuenta es que Jesse, el protagonista, fue interpretado por un joven Mark Patton, un actor que en la vida real es gay. Su participación incluso despertó algunas quejas por parte del guionista que señaló que el personaje “estaba siendo interpretado de una forma demasiado gay”. No obstante, más allá de su performance afeminada y su grito como momento culmen, el guión también tenía innegables guiños.

Desde una escena literalmente homosexual en el asesinato del abusivo profesor de gimnasia de los jóvenes hasta otros muchos contrapuntos llenos de ambigüedad: El súper baile en su cuarto, cuando se pelean en plena clase de educación física y a Jesse le bajan los pantalones y lleva un suspensorio (y luce un culo precioso, por cierto) cuando Freddy sale literalmente del cuerpo de Jesse, y una larga lista de expresiones de Jesse sobre “que alguien ha entrado en su cuerpo”…

A continuación reunimos algunos fragmentos épicos y un fan trailer gay. ¡Que lo disfrutes!

Últimos cortos gays
Lo que no sabías de...

The Stonewall

The Stonewall. Revista de Contenidos LGBTI en España.