“Sin dejar de respetar los derechos de las personas con orientaciones sexuales distintas (…) es importante poner siempre por delante un valor superior, que es el bien del niño“. Estas fueron las palabras que se declararon desde un comunicado en el Ministerio de Justicia. De esta forma, quedará prohibida la adopción para hombres gays, tanto si son solteros como si tienen una pareja.

Según argumentan, esta nueva disposición trata de garantizar un entorno familiar en el que os niños “estén rodeados de amor y cariño donde se garanticen su desarrollo adecuado y su crianza”.

Hasta el momento, había una laguna legal que no contemplaba el derecho de adopción a una persona soltera que mantuviese una relación con alguien de su mismo sexo. Y ahora, definitivamente, ha quedado cerrada según declara el ministro Michal Wojck.

Según el ministro de Justicia, Zbigniew Ziobro, esta propuesta está en sincronía con las opiniones de la mayoría de la sociedad polaca. Y es que, según un estudio elaborado por el diario polaco ‘Rzeczpospolita’, más del 70% de los participantes se declararon contrarios a la adopción de parejas del mismo sexo. Poco menos de un 17% se declaró a favor. ¡Espeluznante!

Ziobro representa la dimensión más radical y conservadora del Gobierno polaco. En su agenda política promueve, entre otras cosas, la derogación de la ley sobre la violencia de género.

En la actualidad, tanto la unión civil como el matrimonio igualitario están prohibidos dentro del país. Además, ahora el derecho de adopción también quedará prohibido incluso apersonas solteras que sean homosexuales. Incluso las agencias de adopción están comenzando a implementar medidas para investigar a los futuros padres que solicitan el trámite de adopción. Según declaran prestarán “especial atención” para verificar si un padre soltero mantiene o ha mantenido a lo largo de su vida algún tipo de relación homosexual.