Un grupo de profesores españoles ha decidido impartir clases con falda a raíz de que un alumno fuese expulsado por llevar una. El suceso ha generado un movimiento reivindicativo bajo el hashtag #laropanotienegenero.

Mikel Gómez, de tan sólo 15 años, afirmó en su cuenta de TikTOk que decidió ir a clase con falda para desafiar las normas de género y mostrar su apoyo a la liberación de la mujer. Sin embargo, las consecuencias no se hicieron esperar. Inmediatamente fue expulsado y enviado al psicólogo donde le preguntaron si se sentía mujer.

El hecho derivó en una protesta a nivel nacional que se materializó en cientos de niños llevando falda. Cuando José Puñas, profesor de matemáticas, tuvo noticias de lo que había ocurrido optó por seguir con el ejemplo de los alumnos y llevar también falda.

“Hace 20 años sufrí persecución y ataques sólo por mi orientación sexual en el mismo instituto en el que ahora soy profesor. Muchos profesores decidieron mirar a otro lado. Yo quiero unirme a la causa del alumno Mikel, que ha sido expulsado y enviado al psicólogo por ir a clase con falda”, declaró en redes sociales.

El hecho tuvo eco en otros centros y se reflejó en el apoyo de más profesores alrededor del país. Por ejemplo, Borja Velázquez y Manuel Ortega, del colegio Virgen de Sacedón de Valladolid.

En su caso, ambos decidieron ir durante todo el mes de mayo con falda a clase cuando uno de sus alumnos fue víctima de ataques homófobos reiterados dentro de las aulas.

Velázquez también hizo público su apoyo en redes sociales: “Una escuela que educa en el respeto, la diversidad, la coeducación y la tolerancia. ¡Viste como quieras! Nos sumamos a la campaña #vestirseacortandoelgenero”.

En Galicia, por ejemplo, diferentes alumnos y alumnas de diferentes centros educativos se han comprometido a vestir falda el día cuatro de cada mes durante seis meses para poner de manifiesto su apoyo al colectivo LGBT y en general a todas las personas que visten de una forma no normativa.

“Siempre nos han dicho que es necesario aprender matemáticas, lengua o historia. Pero no nos han hablado de la importancia de aprender sobre algo tan importante como la igualdad. Gracias a nuestros esfuerzos, la escuela de Otero ha implementado un curso sobre igualdad de género”, comentó la organizadora Lía Menduiña Otero.