El partido de ultraderecha ha sido señalado masivamente como responsable indirecto del asesinato homófobo contra Samuel que tuvo lugar el pasado 3 de julio. Sus continuos discursos de odio, homofobia y discriminación han comenzado a calar en los más jóvenes y se asocian a la brutal oleada homófoba que está viviendo España.

El partido liderado por Santiago Abascal quiere hacer que España retroceda en materia de derechos humanos para la mujer, los inmigrantes o el colectivo LGBT.

Luchan incansablemente con campañas masivas basadas en la polémica y el odio para alcanzar el poder. Y, una vez en el poder quieren llevar a cabo medidas como:

  • La derogación de la ley de 2005 que legaliza el matrimonio igualitario.
  • La prohibición a las parejas homosexuales de acceder a procesos de adopción.
  • La prohibición de la educación sexual en los colegios y todas aquellas sesiones informativas que muestren la diversidad sexoafectiva y que traten temas que se salgan de la estricta heterosexualidad.
  • Por supuesto, derogar el proyecto de la ley LGBT y la ley Trans.

A lo largo de su trayectoria han hecho declaraciones como:

“Hasta en Irlanda aprueban el matrimonio gay. Con la firmeza del sonámbulo, Occidente se precipita al abismo”.

“En España hemos pasado de dar palizas a los homosexuales a que ahora impongan su ley”.

“¿Por qué los gays celebran tanto el día de San Valentín si lo suyo no es amor, es sólo vicio?”.

“El orgullo gay es una caricatura y una jornada denigrante”.

“Si mi hijo es homosexual, preferiría no tener nietos”.

“El matrimonio es la unión entre un hombre y una mujer”.

Y, a pesar de todo esto, aún hoy se siguen escandalizando cuando alguien dice que están difundiendo prejuicios, odio y homofobia. ¡Increíble!

Aunque el asesinato de Samuel (y la brutal oleada de homofobia que se ha expandido por España en los últimos días) ha sido la gota que ha colmado el vaso, lo cierto es que ya estábamos hartos. Estábamos hartos de ser el centro de discursos denigrantes. No dejaremos de luchar y de señalar lo innegable: El discurso de VOX es homófobo y atenta contra los derechos humanos.

Precisamente por atentar contra los derechos humanos, es inconstitucional. A propósito de la situación de extrema violencia que estamos viviendo, se ha lanzado una campaña de recogida de firmas dirigida a la abogacía del Estado para solicitar su ilegalización.

Aquí puedes acceder a la petición lanzada en Change.org

Si estás de acuerdo en que este partido político atenta contra los derechos fundamentales de los colectivos más vulnerables, no lo dudes, firma.