La multinacional de Walt Disney ha sido amenazada por una comunicación emitida por Rusia a raíz de un corto disponible en Disney Plus.

La notificación ha sido enviada a la sede de California y en ella se declara que el corto “niega los valores familiares y promueve las relaciones sexuales no tradicionales”, algo que choca frontalmente con las leyes del país.

El corto se llama Out y es uno de los ‘Pixar’s SparkShorts’ lanzados por la plataforma Disney Plus, forma parte de una serie de originales estrenados en Youtube. Estos cortos han sido producidos en tiempos récords y con presupuesto muy reducido.

Con nueve minutos de duración, la historia está protagonizada por Greg, quien trata de evitar salir del armario ante su familia. Es entonces cuando intercambia su mente de forma mágica con su perro Jim. La escena que más polémicas ha desatado es una en la que Greg se besa con su novio Manuel.

Desde su estreno hacia mayo de 2020 se convirtió en la primera apuesta de la casa Pixar que estaba protagonizada por un personaje gay. Aunque fue preseleccionado en los premios de la Academia como mejor cortometraje de animación, finalmente quedó descartado.

En primer lugar se estrenó en Disney Plus en Estados Unidos y ya en un primer momento, la multinacional infantil estaba planificando su integración en todas las plataforma internacionales Disney plus, que en total sumarían más de 100 canales en directo.

Fue entonces cuando Roskomnadzor, la agencia que regula los contenidos que se emiten dentro de las fronteras rusas, inició una campaña alarmista contra el corto. Fue entonces cuando emitieron un comunicado el pasado 28 de mayo. Según parece, el país estaría valorando la posibilidad de vetar las películas de la compañía, algo que podría causar un impacto económico importante dentro de la factoría de sueños.

A pesar de que las relaciones homosexuales no están castigadas por la ley rusa, su ordenamiento está repleto de leyes homófobas y anti LGBTQ+. Muchas de ellas implementadas y defendidas a ultranza por el presidente Vladimir Putin. La situación ha llegado hasta tal punto, que su emisión iría en contra de la ley que se promulgó en el país en 2013. Hablamos de la polémica ley que prohíbe la propaganda de las relaciones sexuales no tradicionales.

La situación en el país está cada vez peor. De hecho, el pasado año se aprobó mediante un referéndum nacional que el matrimonio únicamente fuese legal entre un hombre y una mujer.

Esta nueva prohibición va unida a otra que recientemente se hizo pública. El gobierno ruso ya prohibió esta semana la presencia de Dolce&Gabbana en Instagram dentro del país por compartir imágenes de personas del mismo sexo besándose.