Con tan solo 34 años, Salvador Loyo, politólogo, escritor y economista, se ha convertido en el primer padre gay soltero que se presenta candidato a las elecciones mexicanas. Trabajó como Director General de Administración en la alcaldía de Cuachtémoc (México) entre 2015 y 2021.

Hace sólo dos años formó su propia familia monoparental con su pequeño hijo Lucio y de la cual se siente muy orgulloso.

Su propuesta política se basa en la defensa de los derechos de la comunidad LGBT, especialmente en todo lo tocante a la tipificación de los delitos de odio por homofobia o transfobia. En su propuesta, la comunidad trans adquiere un papel importante (especialmente en su inserción dentro de la sociedad y el mercado laboral), precisamente por ser uno de los sectores más vulnerables y atacados de la comunidad LGBT.

Además, el feminismo y la defensa de los derechos de las mujeres, como la equiparación salarial o los derechos laborales asociados a la maternidad y a la conciliación, también adquieren un papel fundamental.