Sarajevo, la capital de Bosnia ha podido celebrar la primera edición del desfile del orgullo LGTB. El evento se celebró con un alto nivel de participación por parte de las fuerzas de seguridad como una medida preventiva. Se esperaba la presencia violenta de opositores extremistas. Para evitar que se produjese cualquier tipo de altercado se incluyó la presencia de perros rastreadores así como barreras metálicas junto a un equipo de más de 1.000 agentes de policía.

El dispositivo de protección estuvo perfectamente diseñado para que los cientos de participantes del evento pudiesen marchar por sus derechos sin ponerse en peligro.

La alegría y la ilusión fueron las verdaderas protagonistas del día. Una multitud cubierta en colores se unían al grito de «¡Ima Izac!», el logotipo del orgullo que significa «Saliendo». El día fue soleado, repleto de tambores, saludos desde las ventanas y balcones y bailes.

Sin embargo, como siempre suele ocurrir, la alegría del colectivo LGTB suele ofender a algunas personas y en este caso no iba a ser menos. Un grupo islámico derechista creó una manifestación contra el desfile del orgullo gay durante ese mismo día. No tuvieron reparos en calificar la marcha del orgullo como un «pecado» así como una «humillación» para Sarajevo.

El teólogo islámico Sanin Musa, presidente del grupo Iskorak, hizo declaraciones realmente denigrantes: «Desean introducir esto en nuestras calles, entre nuestros niños. Vamos a luchar contra esto y su estilo de vida LGTB para que no continúe adentrándose a nuestras casas, nuestras escuelas o nuestras universidades.»

No podemos olvidar que Bosnia continúa siendo profundamente conservadora, de hecho, Sarajevo es la última capital de los Balcanes que se lanza a celebrar el orgullo gay. De hecho es habitual que los grupos extremistas conformados por hooligans ataquen los eventos gays en la ciudad.

Sin embargo, poco a poco la mentalidad de los lugareños parece evolucionar y esperamos que este haya sido el primero de muchos años de celebración del orgullo gay. ¡Enhorabuena Sarajevo!