Sphen y Magic han callado la boca de muchas personas, demostrando lo que ya sabíamos: Los padres homosexuales proporcionan el mismo amor y cuidado que los padres heterosexuales. Esto que parece tan obvio, para algunos es muy difícil de comprender. Y no, no me refiero para algunos animales, que ellos por suerte lo comprenden a la perfección. Hablo de los seres humanos, algunos seres humanos.

Hoy el mundo se ve sorprendido por una noticia que ha cautivado a los investigadores. Ha nacido Sphengic, un pingüino que ha salido adelante gracias a una pareja de dos machos.

Los pingüinos suelen mantener relaciones monógamas y homosexuales

Todo empezó cuando una familia de pingüinos heteroparental abandonó uno de sus huevos. Spehn y Magic, que ya saltaron a la fama en Australia al mantener una relación homosexual afectiva, monógama y duradera, estaban cerca.

Ellos habían mantenido relaciones sexuales y habían creado un nido. Sin embargo veían como sus amigos heterosexuales formaban familias y ellos, a pesar de haber creado su nido familiar, no podían formar una. Cuando los dueños del acuario de Sidney, que es donde ellos viven, se dieron cuenta de lo descuidada que había sido aquella pingüina, intentaron algo.

sphen-magic01

Sphen y Magic forman la primera familia homoparental en el reino animal.

¿Estamos hablando de una forma de gestación subrogada?

Ellos ya habían hecho una pequeña prueba suministrando un huevo falso a la pareja de machos. Su sorpresa fue mayúscula al descubrir que juntos lo cuidaban como cualquier pareja heterosexual. Decidieron entonces suministrarles el huevo que había sido abandonado por su madre. Y el resultado fue claro: Ambos pingüinos estuvieron sentándose sobre él por turnos durante nada más y nada menos que 28 días. Al final, nació Sphengic y cuando nació ambos padres se pusieron a cantar. Esto es un rito muy habitual en la especie. Cuando un huevo eclosiona los padres se ponen a cantar para dar la bienvenida al pequeño. Cuando Sphengic llegó al mundo descubrió a dos padres y… ¿sabéis lo que hizo? ¡Nada! Es decir, se puso a parlotear con ellos y a celebrar su reencuentro con ellos.

Pero la cosa no acaba ahí, hoy esta familia homoparental del reino animal vive feliz. De hecho, sus padres le están enseñando a nadar en la actualidad.

Parejas de animales homosexuales en fotos