Su madre de 61 años ha dado a luz a su hijo

Matthew Eledge y su marido Elliot tenían el sueño de ser papás y descubrieron que no lo tendrían muy fácil. Una tarde comieron con la madre de Matthew y hablaron con ella sobre sus sueños de crear una familia. Para su sorpresa, Cecile Eledge se entusiasmó y se ofreció como madre subrogada.

Para la sorpresa de ambos descubrieron que la mujer hablaba en serio a pesar de que tenía 61 años. Decidieron entonces ponerse manos a la obra y contactar con diferentes médicos especializados. La doctora que les atendió les avisó de que, dada la edad de Cecile, era necesario que se realizase algunas pruebas médicas para comprobar que efectivamente su cuerpo estaba preparado para afrontar un embarazo.

Cuando se sometió a los exámenes necesarios, descubrieron que estaba en condiciones idóneas para convertirse en la madre gestante de su propio nieto. De hecho, en el primer intento Cecile quedó embarazada aunque para ello utilizaron el óvulo de la hermana de Elliot y fue fertilizado con el esperma de Matt.

El resultado fue una niña llamada Uma Louise Dougherty-Eledge y es la primera niña que ha tenido una abuela gestante y una tía donante.

Los padres están muy felices aunque Matt reconoce que él y su madre son legalmente los padres de la pequeña. A pesar de que exista relación biológica con el padre, Elliot no es el padre legal de la pequeña. Para regular su situación Elliot deberá adoptar a su propia hija y asumir todo el papeleo y el coste económico que se deriva de las gestiones administrativas. Sin embargo, aseguran que ha merecido la pena y se sienten muy afortunados. ¡Nos encanta!

Últimos cortos gays
Lo que no sabías de...

The Stonewall

The Stonewall. Revista de Contenidos LGBTI en España.