Una Iglesia readmite a un pastor evangélico gay

La historia de Ralph Carl Wushke es muy peculiar. Este pastor fue ordenado por primera ver en la Iglesia Evangélica Luterana de Canadá en 1978. Tras seis años de ordenamiento parroquial, Ralph dejó su vocación debido a una crisis interna personal.

Sentía que no podía cumplir con las normas estrictas impuestas por la iglesia, especialmente aquellas que atacaban a su propia sexualidad e identidad. Ralph es gay. 

La iglesia luterana surgió a través del movimiento de Martín Lutero, teólogo y fraile católico. En el siglo XVI, Lutero impulsó la reforma de la iglesia católica en Alemania. La causa de Lutero para llevar a cabo esta reforma surgió en un viaje a Roma. Allí fue testigo de una vida repleta de privilegios, la opulencia de la iglesia y sus desmanes. 

Su fuerte entrega a la oración le llevó a considerar su postura frente a la iglesia católica. Según los historiadores, la iglesia Luterana es menos conservadora que la Iglesia Católica. Los sacerdotes o pastores luteranos pueden contraer matrimonio y tener familia.

Los luteranos confesionales siguen preservando, bajo el mandato de las Sagradas escrituras y la Sagrada Tradición, la ordenación sacerdotal estrictamente masculina

La iglesia Luterana se moderniza

Sin embargo, el movimiento progresista y la teología liberal ha dado el paso para ordenar también mujeres como clérigas de sus instituciones. Pero contraer matrimonio homosexual, por aquel entonces en los años noventa, era impensable

Para Ralph este era motivo suficiente para dejar a un lado su vocación. Durante años vivió apartado de la Iglesia Luterana. Después de sentirse discriminado, su fe y su vocación de servir como pastor, le llevó a llamar de nuevo a las puertas de la Iglesia. Pero éstos le dieron la espalda. De hecho, uno de los obispos le sugirió comprometerse con el celibato para llegar a considerar su reincorporación. 

Otra vez, fue discriminado por la no aceptación de su condición sexual. Por si fuera poco, prohibieron a los hombres homosexuales ya ordenados dirigir iglesias y la ordenación de los homosexuales auto declarados.

La indignación fue totalitaria contra esta normativa extendida a todas las instituciones que se declarasen luteranas. 

Para Ralph, este hecho fue bastante doloroso ya que la iglesia luterana en Canadá es bastante pequeña y todos los obispos eran también sus amigos personales. 

A su pesar Ralph decidió ordenarse como sacerdote en la Iglesia Unida de Canadá. Pero en 2011 la iglesia luterana revirtió su política arcaica, dando la oportunidad de la reincorporación de personas homosexuales a su ordenación como pastor. Para Ralph supuso la liberación y una gran oportunidad de ser lo que siempre quiso ser: uno más en la Iglesia Luterana de Canadá. 

Por fin su sueño de servir a Dios a través de esta doctrina se hizo realidad.  

The Stonewall

The Stonewall. Revista de Contenidos LGBTI en España.