Aún es poco habitual que podamos ver en publicidad guiños a la comunidad gay por parte de grandes marcas, y cuando esto ocurre no siempre es con acierto. Algunas veces las marcas juegan tímidamente a la ambigüedad sexual en sus campañas publicitarias con temor de perder a su público más conservador, y otras caen en estereotipos perpetuando el estigma social que aún recae sobre la población LGTB.

Cuando una gran marca lanza apoyo a la comunidad gay a través de su publicidad (no olvidemos que esto significa visibilización), y además lo hace de forma coherente, madura, responsable y ofreciendo una imagen alejada de estereotipos, no es extraño que esta marca acabe por conquistarnos. Esto es lo que nos ha pasado con la marca española de alta cosmética masculina YAG MEN. A través de su publicidad ha logrado comunicar toda una serie de valores corporativos como el desarrollo de una cultura inclusiva de las minorías en general y de la comunidad gay en particular.

YAG MEN apuesta por centrar su filosofía en un valor universal, «be authentic!». La firma de alta cosmética masculina ya ha estrenado diferentes campañas publicitadas orientadas a la comunidad gay. A través de su mensaje anima a ser auténtico poniendo en valor lo que uno es o siente liberándose de prejuicios sociales.

Su imagen de marca nos ha resultado realmente atractiva porque refleja un carácter sofisticado y a la vez lleno de sensibilidad. En sus spots promocionales podemos encontrar a hombres gays seguros de sí mismos, que se cuidan y que disfrutan siendo como son y mostrándose tal cual.

Además de la evidente elegancia de sus modelos, YAG MEN muestra signos de cariño y complicidad entre los protagonistas de la campaña, todos ellos hombres. Llama poderosamente la atención que en el centro de la acción se sitúen hombres ejecutivos y profesionales de éxito precisamente porque se trata de un sector poblacional prácticamente invisible. Hoy la homofobia resulta mucho más presente e intensa a nivel empresarial y en el sector del deporte.

Por otro lado también trata de luchar contra la discriminación racial y presenta un entorno de hombres diverso compuesto por modelos de diferentes orígenes. Ellos son Keita, Kunihito, Jordan, Michel y Hugo y representan una nueva generación de hombres diversa y lejos de cualquier discriminación.

En palabras de Santiago Ericsson, uno de los fundadores de la marca: «YAG MEN es más que un producto cosmético masculino de alta gama, es una experiencia en sí misma, un estilo de vida que proclama la libertad y el respeto a las personas y celebra la diversidad en todas sus manifestaciones

Nos gusta que existan marcas como YAG MEN porque además de trabajar en un discurso publicitario diverso y tolerante también apoyan la cultura y buscan una mayor visibilidad. Al final, el racismo y la homofobia son fruto de la incultura y es por eso por lo que esta marca también ha decidido participar en un proyecto de lo más interesante. YAG MEN patrocinará el libro «Homocultura: Las 100 mejores obras de la cultura LGTB» que se estrenará en breve.

A pesar de que lleva muy poco tiempo en el mercado, YAG MEN se ha convertido en una marca súper interesante y que está empezando a ser un referente en la cosmética masculina. Junto a marcas como ES Collection u Hoteles Axel, esta marca apuesta por introducirse en el mundo de la cosmética y situar al colectivo gay en el mundo de la publicidad.

Seda hidrolizada, células madre de naranja o extracto de centella asiática son algunos de los componentes activos más vanguardistas que ofrece en su catálogo de productos. Además, su cuidado packaging y sus envases con tecnología «airless» permiten una mejor conservación del producto sin necesidad de utilizar excesivos conservantes. ¿Quieres saber más? Puedes descubrir más información dentro de su tienda oficial.